SEXUALMENTE FIEL

Para que haya un hogar donde el amor, la confianza y fidelidad sean reales es necesario primero Conocerse, y conocerse antes de casarse.

GUÍA DE ACTIVIDADES PARA LOS ALUMNOS ESCUELA DOMINICAL

programa entretenido e inspirador dirigido a niños de 3 a 7 años. Cada episodio incluye una oración y historia bíblica ilustradas.

¿HAY JUICIO DESPUES DE LA MUERTE?>

¿Te has preguntado si vas a ser juzgado por tus acciones cuando mueras? .

PASTOREANDO EL CORAZÓN DEL NIÑO

Los padres de hoy están frustrados y confundidos. Los hijos no actúan como deberían y los padres no entienden por qué.

LIBRO DE JUEGOS PARA DINAMICAS CRISTIANAS

Este libro contiene aproximadamente 100 Formas de Animar grupos de jóvenes o adultos en las actividades de nuestra congregación.

¿CULPABLE DE PECADO?


culpable de pecado
¿Por qué soy culpable de pecado? Es una pregunta muy común cuando se nos dice que somos pecadores y debemos arrepentirnos de nuestros pecados y recibir a Jesucristo como nuestro Salvador para el perdón de nuestros pecados, ahora vamos a razonar un poco y así auto evaluarnos y juzgar si somos culpables o inocentes.

Comencemos definiendo a través de la Biblia Lo que es la ley de Dios.


Sal 19:7 “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma…”

Convertir: Mudar o volver una cosa en otra, Cambiar una persona o cosa en otra distinta.
Alma: Es el componente espiritual de los seres vivos. El alma incorpora el principio vital o esencia interna de cada uno de los seres vivos. El hombre consta de dos partes, que son: cuerpo (lo físico) y alma (lo relacionado con lo espiritual). Gracias al alma el hombre es capaz de tener instintos, sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones libres, así como de volver sobre sí mismo (auto conciencia).

De acuerdo a las definiciones anteriores entonces podemos definir la ley de Jehová de la siguiente manera: Es perfecta que cambia nuestros sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones libres. Ahora surge otra interrogante, ¿Qué tiene de malo mis sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones? Solo a través de la ley de Dios podemos saber donde están nuestras fallas, por ejemplo; Si tienes una franela blanca y quieres saber que tan blanca esta, la mejor manera de saberlo es comparándola con la franela mas blanca existente, no con una sucia.

Así mismo funciona con nosotros si nos comparamos con otras personas que son peores que nosotros, pues nos veremos blancos y puros, pero al compararnos con Jesucristo el Hijo de Dios que no cometió pecado y cumplió la Ley de Dios; entonces se notara la diferencia como en el ejemplo de las franelas.


Vamos a comparar nuestras acciones con la Ley de Dios y así sabremos qué tan blancos o sucios estamos. 

Deuteronomio 5:1 Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. 
Deuteronomio 5:6-21 Dijo: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
1) No tendrás dioses ajenos delante de mí.
2) No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
3) No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano.
4) Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.
5) Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.
6) No matarás.
7) No cometerás adulterio.
8) No hurtarás.
9) No dirás falso testimonio contra tu prójimo.
10) No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Te voy a hacer una pregunta responde con sinceridad.
¿Eres Tu Una Buena Persona?
Si tu respuesta es “Si Soy Una Buena Persona” responde a las siguientes preguntas

  1. ¿Eres Tu Honesto?
  2. ¿Has dicho una mentira?
  3. ¿Aún con una buena intención?
Si tu respuesta es “Si, he dicho una mentira” ahora responde ¿Si alguien te mintiera, cómo lo llamarías? Mentiroso…
No nos gusta esa palabra nos gusta decir que fue solo una "mentirita blanca" o solo soy humano. Pero la verdad es que si has dicho una mentira, eres mentiroso.

Ahora Responde a las siguientes preguntas

  1. ¿Has robado algo?
  2. ¿Has tomado algo que a ti no te pertenece?
  3. ¿Aún algo pequeño, o hace años?
Si tu respuesta es “Si, he robado” ahora responde ¿Si alguien te robara, cómo lo llamarías? Ladrón…
Tampoco nos gusta esa palabra nos gusta decir que “fue solo una vez hace mucho” ó “lo hice por necesidad” ó “a quien robe no lo necesitaba”. Pero la verdad es que si hemos robado sea cual sea la circunstancia, eso te hace ladrón.
Suena severo, pero esto es la verdad si alguna vez hemos robado, somos ladrones.

Responde.
  1. ¿Has Mirado Con Codicia?
  2. ¿Has mirado alguna vez a otra persona con codicia o pasión sexual?
  3. ¿Sabías que No se necesita tener relaciones sexuales con una persona para ser adultero?
Jesús dice en Mateo 5 que Mirar Con Codicia eso te hace un adúltero, el mirar a alguien con pasión sexual es cometer adulterio con esa persona.
  1. ¿Te Has Enojado Con Alguien?
  2. ¿Alguna vez has estado enojado con una persona?
Si tu respuesta es “Si, me he enojado con alguien”.
Jesús dijo Mateo 5 que eso te hace un asesino, el que se enoje contra su hermano sin razón es culpable de asesinato.


  1. ¿Has Tomado El Nombre De Dios En Vano?
  2. ¿Alguna vez has usado el nombre de Dios en vano?
  3. ¿Has usado el nombre de Dios como garabato o para expresar asco?
Si tu respuesta es “Si, he usado el nombre de Dios en vano”.
La Biblia lo llama blasfemia. Según el estándar de Dios, la Biblia, eso te hace un blasfemo.

Estos son solo cinco de los Diez Mandamientos.
De acuerdo a los Diez Mandamientos, y tus respuestas sinceras, tu eres un mentiroso, codicioso, blasfemos, odioso, adúltero en tu corazón.
¡Y tú tendrás que darle cuentas a Dios en el juicio!
Si Dios te juzgara por su ley, ¿serías declarado inocente o culpable?
Se honesto contigo mismo y con Dios. Si te has declarado culpable ¿irías al cielo o al infierno?
La Biblia dice que todos los asesinos, adúlteros, ladrones, y mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego  Apocalipsis 21:8.

Pero ¡Hay Esperanza!
II Pedro 3:9 dice que Dios no quiere "que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento."
Imagina que estás de pie delante de un juez y tú eres CULPABLE de un crimen muy serio. Toda la evidencia se presentó y no hay ninguna duda de tu culpabilidad. Ni tus disculpas, ni tus buenas obras pueden borrar tus crímenes; y por consecuencia tú tienes que ser castigado. La multa que corresponde es de 250 mil bolívares y no los tienes.
El juez está a punto de sentenciarte, cuando alguien desconocido corre hacia el juez y grita yo pago la multa! La corte acepta el pago y te declara libre de los cargos.
Eso es exactamente lo que Dios hizo por ti en la cruz hace más de dos mil años. Romanos 5:8 "Mas Dios encarece su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."
Jesús te amó tanto que pagó el castigo de tu pecado, ¡para que tú no tuvieras que pagarlo!
Dios Proveyó Un Camino y eso es a través del evangelio de Jesucristo.

¿Qué debes hacer?
Tú Necesitas Arrepentirte de Tus Pecados, esto significa pedir a Dios que te perdone por quebrantar su ley.
Jesús dice en Lucas 13:3 …Y si ustedes no cambian su manera de vivir ni obedecen a Dios, de seguro morirán. (TLA)
Tú Necesitas Confiar en Jesucristo como Tu Única Esperanza, Hechos 4:12, "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que debamos ser salvos."
II Corintios 5:17, "De manera que si alguno es en Cristo, nueva criatura es. Lo viejo pasó ya: he aquí todo es hecho nuevo."

Hoy con todo tu corazón, Dale la espalda al pecado, y entrega tu vida a Jesucristo. Por favor, no lo postergues. Hoy tal vez mueras, y sería demasiado tarde. Pon tu fe y confianza en Él hoy.


Salmo 19:12  ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.


Jeremías 18:1-6



jeremias 18:1-6

Palabra de Jehová que vino a jeremías, diciendo: levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. Y la vasija de barro que hacia se echó a perder en sus manos; y volvió y la hizo otra vez vasija, según le pareció mejor hacerla.

Entonces vino a mi palabra de Jehová, diciendo: ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? Dice Jehová. He aquí que como el barro en la  mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano en mi mano, oh casa de Israel. Jeremías 18:1-6

Jehová es el alfarero y el barro somos todos aquellos que hemos recibido salvación a través de Jesucristo, el trabaja en nosotros esculpiéndonos como el alfarero a la arcilla, para así lograr obtener el carácter y la imagen perfecta (El carácter y la imagen de Jesucristo), pero no todos logran obtener el carácter e imagen perfecta, es por ello, que Dios dice: si se echan a perder en mi mano la haré otra vez según me parezca mejor hacerla.

Se puede llegar a creer que existe una sola forma de obtener la perfección en Cristo Jesús y es por ello que se llegamos a cuestionar el parecer de Dios cuando pasamos por situaciones poco comunes y difíciles, sin embargo, debemos entender que Dios trabaja con cada cual de la forma  más  conveniente.  
Job 9:10-12 Más antes, oh hombre, ¿Quién eres tú para que alterque con Dios? Dirá el vaso de barro al que lo formo: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? El hace cosas grandes e incomprensibles, y maravillas, sin número. He aquí que él pasara delante de mí, y yo no lo veré; pasara, y no entenderé, He aquí, arrebatara; ¿Quién le hará restituir? Quién le dirá: ¿Qué hacer? 

Solo debemos dejar de cuestionar los designios que Dios tiene para nosotros y para nuestros semejantes, porque no está en nuestras manos decir al que nos formo como formarnos y cómo hacerlo con otros, el hace conforme a su voluntad y no conforme a nuestra voluntad, ya que solo Él sabe que es más conveniente para nosotros.

Si Jesús de Nazaret hijo de Dios nunca cuestiono al padre por la forma como había sido designado que pagase nuestro pecados, cuanto menos derecho tenemos de cuestionar a Dios por la forma como a de esculpir nuestro carácter e imagen, solo debemos decir al padre como el hijo nos enseño.
San Mateo 26:39… se postro sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.


“Solo debemos aceptar su voluntad, diciendo no sea lo que yo quiero sino como tú quieres padre”….

Dinamicas Cristianas de Reflexion

Dinamicas Para Jovenes Cristianos



Las dinamicas Cristianas de grupo debe ser un evento especial, en donde reine la alegría, la distensión y la participación de los integrantes del grupo. Para esto, el rol que debe asumir el docente, profesor o formador, es vital. Éste debe crear un clima propicio, utilizando actividades y dinámicas divertidas para “romper el hielo” y que todos disfruten de dicho momento. Les propongo ver algunas actividades para esta ocasión.








EL AMOR SABE ESPERAR

el amor sabe esperar


Debes aprender a tener  plena confianza en el amor  y en la fidelidad de su novio o novia. Los celos son obra  de la carne.

La esencia del amor es servir
Yo quiero  que  te  hagas una  nueva pregunta en  este momento, y es la  sexta en nuestra serie: "¿Tenga plena confianza en su amar  y fidelidad, o hay sospechas y celos infundados, inventadas por  mi corazón esquivo?" La Biblia nos da  ciertas indicaciones.  Por   eso   es  imprescindible  estudiar  y  meditar  el  libro  de   los Proverbios,  las  epístolas  de  Pablo  y  otros  pasajes  de  la  Biblia  que   nos dan abundante orientación en cuanto al matrimonio. 
La Biblia dice: "Manifiestas son las obras de  la carne, que  son:  adulterio, fomicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos" (Gálatas 5:19­21).  En  una  palabra, los celos   no   provienen   de   Dios.   Ahora   bien,   si   el   novio   o   la   novia   están comportándose de  una  manera impropia,  inadecuada,  de  una  manera que  es obviamente incorrecta, entonces ya deja de  ser celos, en  el sentido bíblico de  la palabra, y pasa a ser una  justificada queja contra  el novio o la novia. Los celos son obra  de  la carne. Es  un celar, una  envidia, una  protección exagerada y fuera de lugar. Así es.  Si tu tienes celos infundados o inventados, es una  señal de que  algo anda mal en tu noviazgo.

Largas horas
La séptima pregunta que  debes hacerte para  saber si estás realmente enamorado es la siguiente: "¿Podemos conversar juntos por largas horas sin aburrimos, o no tenemos nada más que conversar?" "El verdadero amor  habla", ha  dicho alguien, y el  amor  sin conversación pronto muere. Para que  el  amor  se pueda cultivar es necesario  conversar. El amor  no  es automático, el amor  es algo  que  se cultiva entre  dos personas, entre  dos personas inteligentes.  La Biblia  dice: "Amaos  los unos a  los  otros",  y "Dios  es amor";  "De tal  manera amó  Dios  que  entregó a  su Hijo" (1 Juan 4:7, 8; Juan 3:1ó) .Y el verdadero amor  se expresa, de una  manera u otra, revelándose, de  una  manera muy  personal; revelándose en  hechos y con palabras.

¿Dispuesto a esperar?
La   octava  pregunta   es:    "¿Estoy   dispuesto   a   esperar   cuanto  tiempo   sea necesario?" Cuando una  persona está exageradamente apurada por  casarse es una  señal de que  algo no anda bien. El verdadero amor  sabe esperar el momento adecuado.  La  Biblia  nos  dice  en   Gálatas,  capítulo  4,   que   "cuando  vino  el cumplimiento  del  tiempo,  Dios  envió  a  su  Hijo".  y  de  la  misma   manera es el matrimonio. El hombre y la mujer cristianos esperan a que  venga "el cumplimiento del tiempo"; o sea, el momento que  Dios ha  indicado. La novena pregunta que  tu debes hacerte para  saber si  estas enamorado es:  "¿Quiero yo  ser la clase de persona que  ella  pueda respetar, o pretendo hacer todo  por  la  fuerza?  ¿Quiero salir siempre con la mía, con mi opinión y mis deseos, o busco el bien y los deseos del otro?" No te olvides lo que  dice 1 Corintios capítulo 13, hablando del verdadero amor,  y es para  los jóvenes: "El amor no es indecoroso, no busca lo suyo". En una palabra, en el verdadero amor  los dos están buscando el bien del otro y no el bien propio.  El  verdadero amor  nos mueve a  buscar el  bien  de  la  persona amada. Ahora si, hazte la pregunta: "¿Es verdadero amor  lo que  siento  por esta señorita?" Y, luego,  la  décima pregunta que  te  presento reza  así: " ¿Es ella  ­esta señorita idónea  para  mi ?" "¿Suplirá  las  deficiencias  mías? y yo ¿supliré  las  deficiencias de ella?" "¿Es él el joven idóneo para  mi?" Estas son  preguntas clave  para  el que busca hacer una  decisión correcta para  el matrimonio. Y la mejor recomendación que  te  puedo dar  es que  de  rodillas busques la voluntad de  Dios. Seriamente, sinceramente, pero  con toda  confianza, con toda  alegría, con toda  fe, que  Dios te va a guiar y dirigir.

¿Te atrae físicamente?
Pregunta  número once:  "¿Me  resulta  físicamente  atractiva  esta persona con  la cual pienso casarme?" Puede parecerte ridícula esta evaluación. La coloco aquí porque  una   minoría   notable escoge el  matrimonio  sin  apreciar  físicamente  al cónyuge.  Esto   ocurre,   sobre todo,   entre   muchachos  jóvenes  que   quieren  ser espirituales y vivir vidas santas para  Dios. Yo les comprendo. He conversado con muchos de  ellos y he  sentido lo que  ellos sienten. No quieren casarse por pasión física. Quieren estimar otros valores en  las señoritas. Pero  se van  a otro extremo peligroso al pretender ignorar la apelación de  lo físico. ¡Dios nos hizo tripartitos: espíritu, alma y cuerpo! Ya lo creo  que  debemos colocar al amor  en  su  debida perspectiva: espíritu, intelecto, emociones, sociabilidad, nivel cultural, equilibrio educacional, si. Pero  no se te ocurra despreciar o relegar al atractivo físico como si este fuera impropio o pecaminoso. Es cierto que  la cultura mundana ha torcido a tal  punto   la  hermosura  matrimonial  que   a   veces  nos  sentimos movidos  a reaccionar  extremadamente.  Pero   jamás  olvides  que   Dios  originó  al  cuerpo humano.  Si  bien  el  egoísmo  y  el  pecado de  la  raza   todo  lo  contaminan,  sin embargo, el cristiano de  verdad mira el cuerpo y a la sexualidad como  algo bello, lleno  de  potencial maravilloso,  cuando se entienden  desde la  perspectiva  divina. Esta  perspectiva esta revelada en la Biblia. (Para un análisis más a fondo del sexo y  la  revelación  de  Dios  te  sugiero  que obtengas un  ejemplar  de  un  libro  que escribí, titulado Sexo  y juventud, publicado, al igual que este, por Editorial Caribe)  .

¿Qué  dicen tus padres?
En decimosegundo lugar, debes considerar seriamente y responder verazmente a lo  siguiente: "¿Están  de  acuerdo y satisfechos  mis padres  ­ y los  de  ella,  o  él, según el caso ­ de  nuestro noviazgo y posible futuro casamiento?" Dios ordena: "hijos,  obedeced  en   el  Señor  a   vuestros padres,  porque  esto   es  justo".  Y: "Obedeced a vuestros padres en todo, hijos, porque esto agrada al señor" (Efesios 6:1  y  Colosenses  3:20).   Si  los  padres  no  dan   su   aprobación es impropio  y peligroso persistir con  los planes. "No es justo". La  obediencia del joven a  sus padres  "agrada  al  Señor".   Sicológicamente  no   hay   paz   en   lo  íntimo  de   un matrimonio gestado sin la aprobación paterna y materna. Por otra parte, la satisfacción, la alegría y la confianza abundan cuando las familias se forman con el "sí" de  nuestros más queridos seres en  el mundo. ¿A quien irás en  busca de consejo cuando surjan desavenencias con tu cónyuge? ¿No te contestaran: "Ya te lo habíamos advertido, ya te dijimos que  no te casaras con  Fulano"? Suponiendo que  no  vayas buscando consejos  al  chocar con  luchas  internas.  Interiormente  te vas a preguntar a ti mismo: " ¿Tendrían razón  papá y mamá al oponerse a nuestro matrimonio? ¿Estaremos encaminados al desastre? ¿Y si en  verdad fue todo  un error?"  ¿Te das cuenta que  devastador puede resultar  todo  esto? Si es de  Dios que  vosotros os caséis, Dios mismo  puede cambiar la decisión de  tus padres. Quizás   ellos   están   esperando   ver    más   madurez   en   vosotros. O más responsabilidad económica, o disciplina propia. Averigua tú personalmente porque se oponen. 
Tal vez  una  sencilla aclaración de  tu parte  lo resuelva todo.  Pero  haz tu averiguación con sinceridad, sencillez y humildad. El atropello, la arrogancia o el empuje  camal  a  poco   lleva. ¡Deja  que   Cristo  controle  tu  temperamento!  y  si quieres leer un  pasaje que  te  va  a orientar mejor que  cualquier otro  acerca del noviazgo y el casamiento, aquí  va mi recomendación especial. La receta bíblica, si me  permites la frase, la hallarás en  Efesios 5:21  al 33. Vas a descubrir lo que  es una  mujer casada, lo que  es un  hombre casado,  lo que  es vivir juntos y cómo amarse  de  manera  verdadera.  El  noviazgo  entre   un  hombre  y  una   mujer  es símbolo de Cristo y de su Iglesia. Cristo y la Iglesia revelan el ideal del amor  entre un hombre y una mujer. Esto eleva al matrimonio y al noviazgo a un nivel completamente superior. El joven debe darse cuenta de que  el, al ser novio, a los ojos de  Dios es un  símbolo de  Cristo. ¿Qué te  parece la idea, joven? ¿Qué te parece a ti que  ya estas casado? ¡Qué  cosa tremenda es pensar que  yo, hombre casado,  y  tú,  hombre  todavía  de   novio,   somos  símbolos  de   nuestro  Señor Jesucristo en la relación con  nuestra novia, con  nuestra esposa! La forma en  que la tratamos, en la forma que  buscamos su bien, en la manera en que  buscamos su felicidad, así demostramos el amor  de  Cristo. 

Tu me  dirás: "sueno, ¿cómo puedo encontrar yo el  amor  de  Cristo  en  mi corazón?"  La Biblia dice  en  Romanos 8: 5: "El amor  de  Dios ha  sido  derramado en  nuestros corazones por el Espíritu  Santo que  nos es dado".   Allí  se encuentra la  fuente  del  amor perdurable,  del  amor profundo, del amor  que  viene  de  Dios. Ninguna pareja de  jóvenes que piense casarse debe enfrentar el día  del matrimonio sin ese amor  de Dios derramado en su corazón. Querido  joven, estimada señorita, yo espero que  tu corazón este lleno del  amor  de  Dios;  que  el  amor  de  Dios este derramado en  tu corazón, con  una inundación fabulosa de parte  de Dios por medio del Espíritu  Santo. Y si todavía no has recibido  a  Cristo,  entonces recíbelo  en  este momento. Al hacerlo,  Dios  va  a enviar  el Espíritu  de  su  Hijo a tu corazón y tu vas a empezar a amar  con pureza, maravillosamente, y vas a entrar  al camino  de un matrimonio feliz para  la gloria de Dios. ¡Hazlo ya mismo!



Juegos y dinamicas para campamentos de jovenes cristianos


Dinamicas Para Jovenes Cristianos



Este libro de juegos y dinamicas es un material de mucha ayuda al momento de intentar crear la unidad en tu grupo de jóvenes el primer paso es romper las barreras que existen y establecer una relación mas cercana entre los jovenes. Esto se consigue dándoles una tarea que require que trabajen juntos como grupo. este libro contiene:

DINAMICAS Y JUEGOS DE PRESENTACIÓN
DINÁMICAS
JUEGOS
JUEGOS RECREATIVOS
DINÁMICAS VARIAS
DINÁMICAS DE VALORES
DINAMICAS DE COMUNICACIÓN
ACTIVIDADES SOBRE LA FAMILIA
Y LOS DERECHOS DEL NIÑO
JUEGOS DE AFIRMACIÓN
JUEGOS DE CONFIANZA
JUEGOS DE COMUNICACIÓN
JUEGOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
JUEGOS DE DISTENSIÓN
GRANDES JUEGOS
JUEGOS PARA VELADAS
JUEGOS NOCTURNOS
TALLERES
JOCS PER EQUIPS











DÍA 4: EL AMOR ES REFLEXIVO Y CONSIDERADO ;DESAFIO DE AMOR

desafio del amor

¡Cuán preciosos también son para mí...tus pensamientos! ¡Cuán inmensa es la suma de ellos! Si los contara, serían más que la arena. (Salmo 139:17-18)

El  amor  piensa.  No  es  un  sentimiento  mecánico  que  fluye  en oleadas de sentimientos y se duerme mentalmente. Mantiene la mente ocupada al saber que los pensamientos amorosos anteceden a las acciones amorosas.

Cuando apenas te enamoraste, te resultaba bastante natural ser reflexivo. Pasabas horas soñando con tu ser amado, te preguntabas qué  estaría  haciendo,  ensayabas  cosas  admirables  para  decir y luego  disfrutabas  los  dulces  recuerdos  de  los  momentos  que pasaban juntos. Confesabas con sinceridad:  “No puedo dejar de pensar en ti”.

En la mayoría de las parejas, las cosas comienzan a cambiar luego de casarse. La esposa al fin tiene a su hombre; el esposo tiene su trofeo. Las chispas del romance se consumen hasta transformarse en brasas grisáceas, y la motivación para la reflexión se enfría. Poco a poco, tu atención se vuelca a tu trabajo, a tus amigos, a tus problemas,  a  tus  deseos  personales,  a  ti  mismo.  Luego  de  un tiempo, comienzas a ignorar las necesidades de tu pareja sin darte cuenta.

El  matrimonio  ha  añadido  otra  persona  a  tu  universo.  Si  no aprendes a ser reflexivo, al final lamentas las oportunidades que pierdes  de  demostrar  amor.  La  falta  de  consideración  es  un enemigo silencioso para una relación amorosa. Seamos sinceros. Los  hombres  luchan  la consideración  más  que las  mujeres.  Un hombre puede concentrarse como un láser en una cosa y olvidarse del resto del mundo. Aunque esto puede ser beneficioso por un lado, también puede hacer que pase por alto otras cuestiones que necesitan su atención.

Por otro lado, la mujer puede prestar atención a varios asuntos y estar pendiente en forma increíble de distintos factores a la vez. Puede hablar por teléfono, cocinar, saber en dónde se encuentran los hijos en la casa y preguntarse por qué su esposo no la ayuda... todo al mismo tiempo. Además, es consciente de todas las personas conectadas con esa tarea.

Estas dos tendencias son ejemplos de cómo Dios diseñó a la mujer para que completara al hombre. Dijo Dios en la creación: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea” (Génesis 2:18). Sin embargo, estas diferencias también crean oportunidades para los malentendidos.
Por ejemplo, los hombres tienden a pensar en forma de titulares y a decir exactamente lo que quieren decir. No se necesita demasiado para comprender el mensaje. Sus palabras son más literales y no habría  que  analizarlas  demasiado;  pero  las  mujeres  piensan  y hablan entre líneas. Tienden a insinuar. A menudo, los hombres deben escuchar lo que está implícito para comprender todo el mensaje.

Si una pareja no entiende estas diferencias, las consecuencias pueden ser desacuerdos interminables. Él se siente frustrado y se pregunta por qué su esposa habla con acertijos en vez de decir algo en forma directa. Ella se siente frustrada y se pregunta por qué su esposo es tan desconsiderado y no ata cabos para comprender las cosas.

La mujer anhela profundamente que su esposo sea considerado y reflexivo.  Esto  es  clave  para  ayudarla  a  que  se  sienta  amada. Cuando ella habla, el hombre sabio escuchará como un detective para descubrir las necesidades y los deseos tácitos que insinúan sus palabras. Sin embargo, si ella siempre tiene que decirle cómo son las cosas, se pierde la oportunidad de que el esposo demuestre que la ama.

Esto también explica por qué las mujeres se enojan con sus esposos sin decirles por qué. Ella piensa: “No debería tener que explicarle todo. Tendría que poder mirar la situación y darse cuenta de lo que sucede”.  Al  mismo  tiempo,  él  sufre  porque  no  puede  leerle  la mente  a su esposa  y se pregunta  por  qué se lo  castiga  por  un crimen que ignoraba haber cometido.

El  amor  exige  consideración  (de  las  dos  partes);  la  clase  de consideración que construye puentes con la combinación constructiva de la paciencia, la amabilidad y el desinterés. El amor te enseña a llegar a un acuerdo, a respetar y valorar la manera única en la que piensa tu cónyuge.
El esposo debería escuchar a su esposa y aprender a considerar sus mensajes tácitos. La esposa debería aprender a comunicarse con sinceridad y no decir una cosa cuando en realidad quiere decir otra.

Sin  embargo,  muchas  veces  te  enojas  y  te  frustras,  y  sigues  el patrón destructivo de “preparen, apunten, ¡fuego!”. En el momento, hablas con dureza; y más tarde, decides si deberías haberlo dicho. Por el contrario, la naturaleza reflexiva del amor, te enseña a usar la mente antes de usar la boca, El amor piensa antes de hablar. Filtra las palabras a través de una rejilla de verdad y bondad.

¿Cuándo fue la última vez que pasaste algunos minutos pensando sobre cómo podrías comprender mejor a tu cónyuge y demostrarle amor? ¿Qué necesidad inmediata podrías satisfacer? ¿Para qué acontecimiento próximo (aniversario, cumpleaños, día festivo) podrías   prepararte?   Los   grandes matrimonios   surgen   de   la reflexión profunda.

El desafío de hoy
Ponte en contacto con tu cónyuge en algún momento del día. Sin ninguna otra intención, pregúntale cómo está y si puedes hacer algo por él.


_____    Haz una marca aquí cuando hayas completado el desafío de hoy.


¿Qué aprendiste de ti mismo o de tu cónyuge al hacer esto hoy?
¿Cómo podría transformarse en una parte más natural, rutinaria y sumamente útil de tu estilo de vida?


Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros. (Filipenses 3)


LA FUERZA QUE NOS UNE

la fuerza que nos une

¿Amo o no amo  a esta persona con  quien digo que  me  voy a casar?" La pregunta es delicada y, francamente, no muy  difícil.  Ahora,  enfoquemos  el  tema   desde otra  perspectiva.  El matrimonio verdadero esta  compuesto, no  por  dos,   sino  por  tres personas.  ¡Esa tercera persona no es la suegra! ¿Quién es,  entonces, esa tercera persona que compone un matrimonio realmente feliz? Jesucristo. En  Él esta la base de  un noviazgo y un  matrimonio realmente  feliz. Cristo  es la  fuerza  unificadora  de  la pareja. Por  ello es que  la Biblia dice: "No os juntéis en yugo  desigual con  los incrédulos".  Porque ¿cómo  puede  haber  unión  cuando una   de  las partes es incrédula?



"Yo hago lo que quiero"
Hoy esta de  moda  en  el mundo  moderno que  la juventud diga: "Yo hago  lo que quiero". Y hasta cierto punto  tienen su razón.  Sin embargo, estimado joven, tú que quieres casarte y ser realmente feliz, si quieres formar un matrimonio como Dios lo planeó, vas a tener  que  encontrar un novio o una  novia, un esposo o esposa en el cual o la cual mora  Jesucristo. Cristo es el centro de unión entre  una  pareja. Fuera de  sus "yo" egoístas tiene que  haber una  fuerza externa que venga e  invada el corazón del  hombre y la  mujer,  del  joven  y de  la  señorita,  y los  una.  Una fuerza que  los pueda unir  de  una  manera permanente. Esto  quiere  decir  que  ya no hay dos voluntades, sino una,  en el matrimonio que es de veras feliz, y esa voluntad es la  de  Cristo.  A esa voluntad  ambos se entregan gustosamente. Si tuviéramos un pizarrón  frente  a  nosotros, y  tu  y  yo  estuviéramos  viéndolo  juntos,  podríamos poner  a la derecha un joven, a la izquierda a una  señorita, y en el centro, atando, amarrando, uniendo, abrazando al joven y la señorita, pondríamos a Jesucristo.

¡Crucificados!
La pareja que  quiere formar un matrimonio feliz tiene que  aprender de memoria el texto de Gálatas 2:20,  que  dice: "Con Cristo estoy  juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mi: y lo que  ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo  de   Dios,  quien  me   amó y  se  entregó a   si  mismo  por   mi".  Yo  lo  he parafraseado  de  esta  manera para   que  una pareja  joven  o  adulta  que  quiera encontrar unidad pueda decir: "Con Cristo  estamos juntamente crucificados, y ya no vivimos nosotros, más vive Cristo  en  nosotros; y la vida que  ahora vivimos es en  la fe  del Hijo de  Dios, el  cual nos amó  y se entregó a si  mismo  por nosotros"
¿Me explico? En otras palabras, en una  pareja que  va a encontrar unidad a fondo, en profundidad, ambos tienen que  tener  a Cristo dominando ambos corazones. El es la  fuerza  unificadora,  Él  es el  centro   de  unión.  Analicemos  ese versículo.

Cuando  el  hombre  y  la  mujer  pueden decir: "Con  Cristo  estamos juntamente crucificados", han  tomado el  primer  paso para  arrancar el corazón del  uno  y del otro, y de la pareja como unidad, el egoísmo, que  es el que  ha traído  los mayores problemas en  las familias a  través de  la historia. Cuando el hombre y la mujer pueden decir juntos, al unísono, de rodillas: "Con Cristo estamos juntamente crucificados", entonces han dado  un tremendo y gran  paso hacia  la respuesta de esa  pregunta: ¿Con quién  me   casaré? Soltero,  soltera  que   todavía  te  estas preguntando: ¿Con quién  me  casaré?, escoge a  ese joven o a  aquella  señorita con  la cual podrás decir: "Con Cristo estamos juntamente crucificados". Entonces podrás seguir adelante en el versículo y decir: "y ya no vivimos nosotros, más vive Cristo en   nosotros".  ¡Ah!,   entonces  hay   esperanza,  ¿te   das  cuenta?  Hay esperanza de  que  esta pareja ­ tu y tu compañera en  este caso­ tendrá un futuro maravilloso, porque ya no será el egoísmo el que  va a predominar, y manejar, y dominar  la situación en el hogar,  sino que  será una  tercera persona. Esa  persona maravillosa es nada menos que  Cristo, el Hijo de Dios, quien se hizo hombre en la bendita Virgen Maria  para  poder  entrar  a  la raza  humana y poder  meterse en  el corazón del hombre cuando nosotros lo recibimos por la fe.

Pasional o sobrenatural
¿Cual  es el  resultado?  El divino  amor  empieza  a  invadir  las  relaciones  entre  el novio  y la novia,  entre  marido  y mujer.  Cuando Cristo  no  esta dominando a  los dos,  el egoísmo corrompe las relaciones, las pasiones predominan sobre las relaciones  entre   el  joven  y  la señorita.  El  noviazgo se  toma   algo  turbio,  las relaciones se toman  nerviosas. La inseguridad comienza a  hacer estragos en  la relación entre  ambos. Por eso  nos dice Pablo en Romanos capítulo 5: 8: "El amor de  Dios  ha  sido  derramado en  nuestros corazones por el Espíritu  Santo que  nos es dado".  Cuando los dos podemos decir,  como  yo puedo decir,  por la gracia de Dios, con  mi esposa: "Con Cristo estamos juntamente crucificados, ya no vivimos nosotros, más vive Cristo en  nosotros", entonces también podemos decir que  el amor  de Dios esta derramado en nuestros corazones. Y como  consecuencia, ese amor  derramado en  mi corazón, y en  el de  mi esposa, hace que  nos amemos de una  manera sobrenatural. Porque debes reconocer que  el amor del cual se habla muchas  veces  en   la  películas  y  novelas  corrientes  y  comunes es  un  amor enteramente pasional.



Pero  este amor  divino, que  invade mi corazón, y que  puede invadir el tuyo, ese amor  divino hace que  la unidad sea a profundidad, porque es amor  sobrenatural. Es  el amor  de  Dios actuando en  nosotros. Si, joven, señorita, escucha: Lo primero  es que  Cristo  sea el centro  de  tu noviazgo y el centro  de  tu matrimonio. Que  los dos puedan decir  que  están crucificados  con Cristo,  y luego los  dos  van   a   poder   decir:  "El  amor   de   Dios  esta  derramado en   nuestros corazones". Ojala que  así sea. Esto  es todo el propósito que  me mueve a escribir, ¡pensar que  la juventud puede formar hogares felices con Cristo como  Señor!  Esta es nuestra ambición.  Y para   ustedes que  ya  están casados. ¿Por qué  no  se arrodillan  dondequiera  que estén en  este  momento, marido  y  mujer,  y  juntos, abrazados  ante   Dios  de  rodillas,  dicen por  la  fe  estas palabras:  "Con  Cristo estamos juntamente crucificados, y ya  no  vivimos nosotros, más vive  Cristo  en nosotros; y lo que  ahora vivimos en  la carne, lo vivimos en  la fe del Hijo de  Dios, quien  nos amó  y se entregó a  si mismo  por  nosotros"? ¡Qué  revolución  para su matrimonio! ¡Háganlo!


Libros y Dinamicas cristianas para motivacion

motivacion

Libros y Dinamicas cristianas para  motivacion
Dinamicas cristianas de motivacion: titulada "punto de partia" esta es una dinámica de encuadre, para formalizar la participación e implicación en el proceso, para aclarar expectativas etc 

Síntesis de la dinámica:
Mediante una ficha en la que hay una de sencillas preguntas ayudamos a cada uno de los miembros del grupo a darse a conocer mínimamente, a conocer las vinculaciones que tiene al grupo y a exponer sus expectativas en este proceso de grupo así como a centrar el tema que le gustaría trabajar.

Para qué situaciones:
Para cualquier grupo.
Al comienzo de un trabajo de proceso grupal.

Qué intenta trabajar:
Recoger las expectativas de cada miembro del grupo con respecto al proceso.
Centrar los temas de trabajo en el proceso de grupo según la demanda del grupo.

Desarrollo:
Reparto de la ficha a cada miembro.
10-15 minutos para completarla de manera personal. Puesta en común
Llegar a un acuerdo en cuanto a la priorización de temas u aspectos del grupo a trabajar.


Tiempo:
1 hora y media.

Materiales:
Ficha anexa bolígrafos

Aspectos a tener en cuenta
Si este es el punto de partida en el proceso de grupo, explicar la importancia de ser sinceros a la hora de exponer los temas a trabajar ya que centrarán el proceso de grupo.
Que todos los miembros tengan el mismo tiempo de exposición y todos sientan que se han
recogido sus expectativas y temas de trabajo.
Es el momento adecuado para presentar el contrato educativo y firmarlo por todos los participantes.

EJEMPLO DE LA FICHA

NOMBRE:

UNA VIRTUD: UN DEFECTO: UNA HABILIDAD:

UNA LIMITACIÓN:

QUÉ DAS TÚ A LA CUADRILLA:

QUÉ RECIBES TÚ DE LA CUADRILLA:

QUÉ TE GUSTARÍA PODER DAR A LA CUADRILLA QUE AHORA NO ESTÉS DANDO: 

QUÉ TE GUSTARÍA RECIBIR DE LA CUADRILLA QUE NO ESTES RECIBIENDO:

QUÉ ESPERAS DE ESTE PROCESO:

EN QUÉ PUEDEN AYUDARTE LOS EDUCADORES:

¿Que tipo de cristiano soy?



¿Que tipo de cristiano soy?

Te has hecho alguna vez la pregunta ¿Qué tipo de cristiano Soy? Tal vez usted  responda soy Pentecostés, Nativo, Testigo de Jehová, Católico, Evangélico libre, entre tantas respuestas que se podrían obtener conforme al sitio donde se congrega.
     
         Ahora definamos que significa cristiano según el diccionario:
1. Que profesa la fe de Cristo.
2. Perteneciente o relativo a la religión de Cristo.
         De acuerdo con la definición del diccionario encontramos: 1.- Que Profesa la Fe de Cristo, es decir, una persona que Enseña, Cree, y Ejerce la Fe de nuestro señor Jesucristo ó 2.- Pertenece a la religión de Cristo, o sea, que la persona es parte de Cristo.
Ahora vuélvase a hacer la pregunta ¿Qué tipo de cristiano Soy?
Cual seria su respuesta? _______________
     
         Si respondiste soy un cristiano que profesa la Fe de nuestro Señor Jesucristo, entonces es hora de permitirle a Dios que te evalué, para saber si lo estas haciendo bien.
Antes que nada definamos Fe conforme a la palabra de Dios.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Hebreos 11:1
 
         Conforme a la palabra de Dios la Fe consiste en la seguridad de que Cristo Jesús habita nuestros corazones, aun cuando no lo vemos con los ojos carnales, sabemos que esta junto a nosotros en todo momento.
     
         Es necesario que sepas:
Pero sin Fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6
     
         Entonces hazte esta pregunta  ¿Tengo Fe? Si tu respuesta fue afirmativa. Hazte  la otra pregunta ¿he profesado la fe de mi señor Jesucristo? ¿Les he dado a los demás  de mi Fe? ¿Los que me rodean me ven como un verdadero cristiano?
     
         Los cristianos estamos en este mundo para dar a los que nos rodean de lo que tenemos, te preguntaras ¿y que tenemos? La respuesta es muy sencilla si crees; “es la FE”.
     
         Dice la palabra:
Hermanos míos, ¿de que aprovecha si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?   Santiago 2:14
Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? Santiago 2:19-20
     
         Si tienes fe y no le das a las personas que te rodean de lo que tienes, serias igual de egoísta que cualquiera de las personas que no tienen a cristo Jesús en su corazón, entonces: ¿En que te diferencias de ellos?
     
         Los cristianos creemos en Cristo Jesús, y los demonios también. Pero la diferencia esta en que nosotros los cristianos le damos a los demás de lo que tenemos (amor de Jesús). A diferencia de los demonios que no le dan nada a nadie solo quitan. ¡Cristianos es hora de marcar la diferencia¡


La palabra de Dios dice:
Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad de mantenimiento  de  cada   día,   y   alguno de vosotros le dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo ¿de que aprovecha? Santiago 2:15-16
         
Dios quiere que Ayudemos a las personas que tienen necesidad espiritual con nuestra Fe, pero también en su necesidad física. Para que estos puedan ser limpios espiritual y físicamente.

Lee con atención el siguiente relato:
Un hombre acepta a Cristo Jesús como su salvador pero no sabe como actúa un cristiano. Se acerco a un cristiano anciano que estaba sentado al borde de un camino y le pregunto: “Por favor, señor, con su experiencia dígame como es un cristiano.
El anciano, encogiéndose de hombros le contesto: “Depende del tipo de cristiano que ande buscando”. “Perdone”, dijo contrariado el hombre, “pero soy nuevo en esto y no conozco los tipos que hay. Solo conozco a Jesús”. Y el anciano añadió: Pues si, amigo; hay de  muchos  tipos  y  maneras.   Los   hay   para todos   los  gustos.
Exclamo el hombre emocionado, los auténticos ¡Esos son los que yo busco! ¡Los de verdad!  “¿Como podré reconocerles?”
Y el anciano contesto tranquilamente: “No se preocupe amigo. No tendrá dificultad en reconocerle. Un cristiano de verdad no pasa desapercibido en este mundo de sabios y engreídos. Lo reconocerá por sus obras. Allí donde van, siempre dejan huellas."

Hazte la siguiente Pregunta ¿he dejado huella como cristiano?
         
Independientemente de lugar de congregación todos somos hermanos en Cristo Jesús y El nos ha dado la misma palabra (la Biblia) al mismo consolador (el Espíritu Santo), entonces es hora de hacer la Obra de Dios. Ninguna religión es la autentica, el autentico es CRISTO JESÚS Redentor y Restaurador de Vidas.
Recuerde…


“Vosotros soy la sal de la tierra; pero si la Sal se desvaneciere, ¿con que será salada? No sirve para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombre” S. Mateo 5:13

DÍA 5: EL AMOR NO ES GROSERO

el amor no es grosero


Al que muy de mañana bendice a su amigo en alta voz, le será contado como una maldición. (Proverbios 27:14) Nada irrita más rápido a los demás como la mala educación. Ser grosero significa decir o hacer algo innecesario que le haga pasar un mal momento a la persona que esté cerca. Ser grosero es actuar en  forma indecorosa,  vergonzosa  o irritante.  En el  matrimonio, podría tratarse de tener una boca sucia, malos modales en la mesa o el hábito de hacer bromas sarcásticas. Desde cualquier punto de vista, a nadie le gusta estar cerca de una persona grosera. La conducta grosera puede parecerle insignificante a quien la practica, pero es desagradable para los que están cerca.

Como siempre, el amor tiene algo para decir al respecto. Cuando un hombre es impulsado por el amor, se comporta en forma intencional  de  una  manera  que  a  la  esposa  le  resulte  más agradable. Si ella desea amarlo, resuelve evitar lo que lo frustra y le molesta.

En esencia, el amor genuino cuida sus modales.
Adoptar este concepto podría traer aire fresco a tu matrimonio. Los buenos modales le expresan a tu esposa o esposo: “Te valoro lo suficiente como para ejercer algo de dominio propio cerca de ti. Quiero ser una persona con la que sea un placer estar”. Cuando permites  que  el  amor  cambie  tu  conducta  (aunque  sea  de  la manera más insignificante) restauras una atmósfera de honor en la relación. Por lo general, las personas que practican una buena etiqueta aumentan el nivel de respeto en el ambiente donde están.



Casi siempre, la etiqueta que usas en tu casa es totalmente distinta a la que usas con tus amigos, o incluso con extraños. En tu casa, puedes gritar o poner mala cara, pero si suena el timbre, abres con una gran sonrisa y lleno de amabilidad. Sin embargo, si te atreves a amar, también querrás dar lo mejor de ti mismo a los tuyos. Si no dejas que el amor te motive a realizar los cambios necesarios en tu conducta, la calidad de tu relación matrimonial sufrirá.

Las mujeres suelen ser mucho mejores que los hombres con ciertos modales, aunque pueden ser groseras de otras maneras. El rey Salomón dijo: “Más vale habitar en un rincón de la azotea que compartir el techo con mujer pendenciera” (Proverbios 25:24 NVI). Son los hombres en especial quienes necesitan aprender esta importante lección. La Biblia dice: “Bien le va al hombre que se apiada” (Salmo 112:5). El hombre discreto averiguará qué es apropiado y ajustará su conducta en consecuencia.

Hay dos razones principales por las que la gente es grosera: la ignorancia y el egoísmo. Por supuesto, ninguna de las dos cosas es buena. Los niños nacen sin saber nada sobre los buenos modales, y necesitan mucha ayuda y enseñanza. Sin embargo, los adultos demuestran su ignorancia de otra manera. Conoces las reglas, pero puedes  no  darte  cuenta  de  cómo  las  rompes  o  ser  demasiado egoísta  como  para  que  te  importe.  De  hecho,  quizá  no  te  des cuenta de lo desagradable que puede ser vivir contigo.

Ponte a prueba con las siguientes preguntas:
• ¿Qué piensa tu cónyuge de la manera en que hablas y actúas cuando estás cerca de él?
• ¿Qué efecto tiene tu conducta en la valía y la autoestima de tu pareja?
• ¿Tu   cónyuge   diría   que   eres   una   bendición   o   que   eres condescendiente y lo avergüenzas?

Si piensas que tu cónyuge (y no tú) es el que tiene que hacer cambios en esta área, es probable que sufras de un caso grave de ignorancia, con efectos secundarios de egoísmo. Recuerda, el amor no es grosero sino que te lleva a obrar con principios superiores.

¿Te  gustaría  que  tu  cónyuge  dejara  de  hacer  todo  eso  que  te molesta? Entonces, es hora de dejar de hacer todo eso que le molesta. ¿Serás lo suficientemente considerado y amoroso como para descubrir y evitar la conducta que hace que la vida le resulte desagradable a tu pareja? ¿Te atreverás a ser encantador?

Aquí tienes tres principios orientadores que se refieren a practicar los buenos modales en tu matrimonio:
1. Respeta la regla de oro. Trata a tu pareja de la misma manera en la que quieres que te trate (ver Lucas 6:31)
2. Nada de distintos criterios. Ten la misma consideración con tu cónyuge que con los extraños y con los compañeros de trabajo
3. Cumple las peticiones. Considera lo que tu esposo o esposa ya te ha pedido que hagas o que no hagas. Si tienes dudas, pregunta.

El desafío de hoy
Pídele a tu cónyuge que te diga tres cuestiones que le incomodan o le irritan de ti. Debes hacerlo sin atacar ni justificar tu conducta. Su perspectiva es la importante en este caso.

_____ Haz una marca aquí cuando hayas completado el desafío de hoy.

¿Qué cosas señaló tu cónyuge sobre ti que necesitan tu atención?

¿Cómo actuaste al escucharlas? ¿Qué planeas hacer para mejorar esas áreas?

Llenas de gracia son las palabras de la boca del sabio. (Eclesiastés
10:12)


Diferencia entre Enamoramiento y amor

diferencias amor y enamoramiento

Hay que distinguir   el   amor,    de    lo   que    yo    llamo   mero    "enamoramiento".   Llamo enamoramiento  a aquello  que  es sexual  y pasajero, y superficial. Es  un atractivo que  nos llama la atención cuando pasa frente a  nosotros una  persona del sexo opuesto. Es  un  momento dado  de  la vida  del joven o la señorita, el soltero o el casado, vemos a una  persona del sexo opuesto y sentimos un atractivo tremendo por esa persona. A veces calificamos de  tentación a esa atracción. Ese  atractivo no  es amor,  es meramente un  atractivo  pasajero.  No tiene  nada de  malo  en  si misma  esa atracción por  el  sexo opuesto, pero  no  lo  llamemos  amor.  Algunos apenas conocen a una  persona, jamás le han  hablado y, sin embargo, dicen: "Esto tiene que ser amor". ¡No!



El amor  nunca deja de ser. El amor  es profundo. El amor  es multifacético. El amor es permanente. El amor  se sacrifica por la persona amada. El amor  busca el bien de  la otra  persona. El amor  piensa más en  la otra  persona que  en  sí mismo.  Por otro  lado,  el  Señor Jesús dijo, como  recordaras: "Amaras  a  tu prójimo  como  a  ti mismo". Esa  es una  doctrina  que  se enseña en  toda  la Biblia. En  una  palabra, mientras  yo tenga respeto propio,  voy a tener  respeto de  la  otra  persona. ¡Sí!  El amor  es la clave  de  un matrimonio feliz. Pero  ¿que es el amor? Repito, estudia 1 Corintios, capítulo 13. 

Examina tu corazón. Si te sientes atraído hacia un joven o una  señorita, pregúntate: ¿Siento la clase de amor  que  se describe en ese pasaje bíblico? ¿Es amor  real lo que  me atrae? No. Yo no puedo contestar a tu pregunta de  inmediato.  Tenemos que   ir  por  partes. ¿Estas  enamorado de  este joven? ¿Estas enamorado de esta señorita? Pues quiero decirte  una  cosa. Primero,  ve a la  Biblia  y descubre que  es el  verdadero amor.  Luego,  empieza  a  preguntarte: "¿Es  amor  lo  que  siento, 0  no  es amor?"   Terminemos  diciendo  que   hay  que distinguir  entre  amor  y sexo. El sexo es para  expresar amor,  pero  el  amor  no es idéntico al sexo.

Autor: Luis Palau

Dinamica El diablo se divierte

Dinamicas Para Jovenes Cristianos

TITULO: Dinamica Cristiana "EL DIABLO SE DIVIERTE"

Para este juego se requiere un patio un poco grande, y pueden tomar parte hasta unos 40 jugadores, que deben formar una fila, mirando hacia el otro extremo del campo. A una señal que debe dar quien dirija el juego, todos deben correr a ocupar el otro extremo del patio o campo, y hará de "diablo" el jugador que llegue de último.

Colocado el "diablo" en el centro del campo, dirá en voz alta: "Adelante", a cuya orden los jugadores tratan de pasar al lado opuesto, procurando esquivar al "diablo", pues quien sea atrapado deberá hacer oficio de "diablito", ayudando a coger nuevos jugadores en los sucesivos cambios de extremo a extremo del patio. El juego termina cuando sea cogido el último de los jugadores, que será el vencedor.

Puede volver a empezarse otra vez, prolongándose así indefinidamente.

Dinamicas Para Jovenes Cristianos les desea bendiciones y diviértanse...




No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer




No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer

< Comenzaremos con el siguiente versículo de la palabra de Dios. Deuteronomio 22:5 No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.
La pregunta es ¿A qué traje o ropa se refería Jehová? Debemos recurrir a la palabra de Dios para dar respuesta a esta pregunta y nos remontaremos al principio de la creación del hombre y la mujer.
Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente. 
Jehová es un Dios de Orden y el orden de la creación fue: primero creó al hombre, segundo  creo el huerto del edén (un hogar) para el hombre y le dijo cultívalo y guárdalo, también le dijo al hombre no comas del árbol del bien y del mal. Ver Génesis 2:15-17 
En tercer lugar, busco ayuda idónea para el hombre, es decir, su compañera debía ser Adecuada, conveniente, correcta, que lo ayudaría en las actividades que él realizaba. Génesis 2:18-20.
Entonces tomó Jehová una de sus costillas e hizo una mujer y la trajo al hombre. Entonces dijo el hombre: "Ahora, ésta es hueso de mis huesos y carne de mi carne”. Jehová les dijo, Sed fecundos y multiplicaos. Es importante destacar que estaban autorizados para tener hijos, y ambos estaban desnudos y no se avergonzaban. Pregúntese ¿Por qué no se avergonzaban? Ver Génesis 1:27 y Génesis 2:21-25
Definamos desnudez: Individuo sin Vestido, Falto o despojado de lo que cubre, sin envoltura o cubierta, desprotegido. Una vez definido desnudez se presenta otra incógnita  ¿Qué significa que no tuvieran vergüenza? 
Definamos vergüenza: Turbación del ánimo, ocasionada por alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante, propia o ajena. 
¿Por qué el hombre y la mujer no sentían vergüenza, como la sentiría usted ó yo al estar desnudos? porque no habían desobedecido a Dios.
Pero ¿Cuál era la cubierta o vestido del hombre y la mujer en ese momento? ¿Quién los protegía tanto como lo haría un vestido? La respuesta es muy sencilla su Creador Jehová los protegía a ambos, él era su protector quien suplía todas y cada una de sus necesidades física y espiritual.

Mateo 6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o que beberemos, o que vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre Celestial que está en los cielos sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 

Juan 6:35 Yo soy el pan que da vida; el que a mi viene, nunca tendrá hambre; y el que en mi cree, no tendrá sed jamás. Todo esto hacia Jehová por ellos.

Sin embargo, Eva tomo la decisión de comer del fruto prohibido y le ofreció a Adán y él también comió, aun sabiendo que no debían comer del fruto de ese árbol. Esto está en Génesis 3:1-6
Cuando esto ocurre ambos se sienten por primera vez desnudos sin cobertura y avergonzados.  Ellos Rompieron las Vestiduras que Dios tenia sobre ellos, cambiaron la Vestidura incorruptibles de Dios por las Vestiduras corruptas que Satanás les había ofrecido. Y es allí cuando son abiertos sus ojos.
Ellos al verse desnudos se sintieron desprotegidos (vergüenza), ya que inmediatamente la cobertura incorruptible de Jehová fue apartada de ellos por el pecado. 

Génesis 3:7 Y fueron abiertos los ojos de ambos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos. Entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron ceñidores. 

La hoja Higuera representa todas las razones bajo la cual nos excusamos por nuestra desobediencia a Dios.  Jehová Ordeno nuevamente y dijo: 

Génesis 3:16 mujer Aumentaré mucho tu sufrimiento en el embarazo; con dolor darás a luz a los hijos. Tu deseo te llevará a tu marido, y él se enseñoreará de ti.  Y al hombre dijo: Porque obedeciste la voz de tu mujer y comiste del árbol del que te mandé diciendo: "No comas de él", sea maldita la tierra por tu causa. Con dolor comerás de ella todos los días de tu vida; espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado. Porque polvo eres y al polvo volverás. 

Cuando Jehová hace esto reorganiza la situación de ambos y deja bien claro que la mujer se encargara de los hijos, y el hombre del trabajo para el sustento de su familia. Jehová dio en ese momento a cada uno una nueva vestidura, les dijo, que ya no era él su vestidura incorruptible que suple todas tus necesidades sin esfuerzo, sino que ahora les tocaba buscar y ganarse la vestidura incorruptible con obediencia. Y les proporcionó por última vez de forma fácil la cobertura, para que recordasen que aun él era su proveedor. 

Génesis 3:21. Luego Jehová Dios hizo vestidos de piel para Adán y para su mujer, y los vistió. 

Con este versículo podemos notar que Jehová no hizo distinción en las vestiduras externas al momento de adjudicarlas, pero en el versículo anterior si dejo bien claro cuáles eran las vestiduras internas de responsabilidad y justicia que debían tener el uno para el otro.
Cuando una mujer toma las vestiduras del hombre y se encarga solo del sustento de su hogar, se ve en la obligación de abandonar los hijos, entonces, ¿quién los guiará, educará, formará? esto no quiere decir que no pueda tener participación en las funciones del hombre, pero no como principio. 
Ahora, si ocurre que el hombre toma el lugar de la mujer, se ve en obligación de abandonar el trabajo, entonces, ¿quién sustentara el hogar? esto tampoco quiere decir que no pueda formar parte de dichas funciones, pero no su función principal. 
No es una sola vestidura (padre soltero ó madre soltera) la que fundamenta un hogar bajo la dirección de Dios, pero tampoco son las dos vestiduras (hombre y mujer) confundidas en la que ninguno sabe, ni quiere asumir su función.


Dios creó hombre y mujer que se complementaron uno con el otro, ayudándose mutuamente e idóneamente, bajo su dirección.