¿CULPABLE DE PECADO?


culpable de pecado
¿Por qué soy culpable de pecado? Es una pregunta muy común cuando se nos dice que somos pecadores y debemos arrepentirnos de nuestros pecados y recibir a Jesucristo como nuestro Salvador para el perdón de nuestros pecados, ahora vamos a razonar un poco y así auto evaluarnos y juzgar si somos culpables o inocentes.

Comencemos definiendo a través de la Biblia Lo que es la ley de Dios.


Sal 19:7 “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma…”

Convertir: Mudar o volver una cosa en otra, Cambiar una persona o cosa en otra distinta.
Alma: Es el componente espiritual de los seres vivos. El alma incorpora el principio vital o esencia interna de cada uno de los seres vivos. El hombre consta de dos partes, que son: cuerpo (lo físico) y alma (lo relacionado con lo espiritual). Gracias al alma el hombre es capaz de tener instintos, sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones libres, así como de volver sobre sí mismo (auto conciencia).

De acuerdo a las definiciones anteriores entonces podemos definir la ley de Jehová de la siguiente manera: Es perfecta que cambia nuestros sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones libres. Ahora surge otra interrogante, ¿Qué tiene de malo mis sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones? Solo a través de la ley de Dios podemos saber donde están nuestras fallas, por ejemplo; Si tienes una franela blanca y quieres saber que tan blanca esta, la mejor manera de saberlo es comparándola con la franela mas blanca existente, no con una sucia.

Así mismo funciona con nosotros si nos comparamos con otras personas que son peores que nosotros, pues nos veremos blancos y puros, pero al compararnos con Jesucristo el Hijo de Dios que no cometió pecado y cumplió la Ley de Dios; entonces se notara la diferencia como en el ejemplo de las franelas.


Vamos a comparar nuestras acciones con la Ley de Dios y así sabremos qué tan blancos o sucios estamos. 

Deuteronomio 5:1 Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. 
Deuteronomio 5:6-21 Dijo: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
1) No tendrás dioses ajenos delante de mí.
2) No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
3) No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano.
4) Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.
5) Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.
6) No matarás.
7) No cometerás adulterio.
8) No hurtarás.
9) No dirás falso testimonio contra tu prójimo.
10) No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Te voy a hacer una pregunta responde con sinceridad.
¿Eres Tu Una Buena Persona?
Si tu respuesta es “Si Soy Una Buena Persona” responde a las siguientes preguntas

  1. ¿Eres Tu Honesto?
  2. ¿Has dicho una mentira?
  3. ¿Aún con una buena intención?
Si tu respuesta es “Si, he dicho una mentira” ahora responde ¿Si alguien te mintiera, cómo lo llamarías? Mentiroso…
No nos gusta esa palabra nos gusta decir que fue solo una "mentirita blanca" o solo soy humano. Pero la verdad es que si has dicho una mentira, eres mentiroso.

Ahora Responde a las siguientes preguntas

  1. ¿Has robado algo?
  2. ¿Has tomado algo que a ti no te pertenece?
  3. ¿Aún algo pequeño, o hace años?
Si tu respuesta es “Si, he robado” ahora responde ¿Si alguien te robara, cómo lo llamarías? Ladrón…
Tampoco nos gusta esa palabra nos gusta decir que “fue solo una vez hace mucho” ó “lo hice por necesidad” ó “a quien robe no lo necesitaba”. Pero la verdad es que si hemos robado sea cual sea la circunstancia, eso te hace ladrón.
Suena severo, pero esto es la verdad si alguna vez hemos robado, somos ladrones.

Responde.
  1. ¿Has Mirado Con Codicia?
  2. ¿Has mirado alguna vez a otra persona con codicia o pasión sexual?
  3. ¿Sabías que No se necesita tener relaciones sexuales con una persona para ser adultero?
Jesús dice en Mateo 5 que Mirar Con Codicia eso te hace un adúltero, el mirar a alguien con pasión sexual es cometer adulterio con esa persona.
  1. ¿Te Has Enojado Con Alguien?
  2. ¿Alguna vez has estado enojado con una persona?
Si tu respuesta es “Si, me he enojado con alguien”.
Jesús dijo Mateo 5 que eso te hace un asesino, el que se enoje contra su hermano sin razón es culpable de asesinato.


  1. ¿Has Tomado El Nombre De Dios En Vano?
  2. ¿Alguna vez has usado el nombre de Dios en vano?
  3. ¿Has usado el nombre de Dios como garabato o para expresar asco?
Si tu respuesta es “Si, he usado el nombre de Dios en vano”.
La Biblia lo llama blasfemia. Según el estándar de Dios, la Biblia, eso te hace un blasfemo.

Estos son solo cinco de los Diez Mandamientos.
De acuerdo a los Diez Mandamientos, y tus respuestas sinceras, tu eres un mentiroso, codicioso, blasfemos, odioso, adúltero en tu corazón.
¡Y tú tendrás que darle cuentas a Dios en el juicio!
Si Dios te juzgara por su ley, ¿serías declarado inocente o culpable?
Se honesto contigo mismo y con Dios. Si te has declarado culpable ¿irías al cielo o al infierno?
La Biblia dice que todos los asesinos, adúlteros, ladrones, y mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego  Apocalipsis 21:8.

Pero ¡Hay Esperanza!
II Pedro 3:9 dice que Dios no quiere "que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento."
Imagina que estás de pie delante de un juez y tú eres CULPABLE de un crimen muy serio. Toda la evidencia se presentó y no hay ninguna duda de tu culpabilidad. Ni tus disculpas, ni tus buenas obras pueden borrar tus crímenes; y por consecuencia tú tienes que ser castigado. La multa que corresponde es de 250 mil bolívares y no los tienes.
El juez está a punto de sentenciarte, cuando alguien desconocido corre hacia el juez y grita yo pago la multa! La corte acepta el pago y te declara libre de los cargos.
Eso es exactamente lo que Dios hizo por ti en la cruz hace más de dos mil años. Romanos 5:8 "Mas Dios encarece su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."
Jesús te amó tanto que pagó el castigo de tu pecado, ¡para que tú no tuvieras que pagarlo!
Dios Proveyó Un Camino y eso es a través del evangelio de Jesucristo.

¿Qué debes hacer?
Tú Necesitas Arrepentirte de Tus Pecados, esto significa pedir a Dios que te perdone por quebrantar su ley.
Jesús dice en Lucas 13:3 …Y si ustedes no cambian su manera de vivir ni obedecen a Dios, de seguro morirán. (TLA)
Tú Necesitas Confiar en Jesucristo como Tu Única Esperanza, Hechos 4:12, "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que debamos ser salvos."
II Corintios 5:17, "De manera que si alguno es en Cristo, nueva criatura es. Lo viejo pasó ya: he aquí todo es hecho nuevo."

Hoy con todo tu corazón, Dale la espalda al pecado, y entrega tu vida a Jesucristo. Por favor, no lo postergues. Hoy tal vez mueras, y sería demasiado tarde. Pon tu fe y confianza en Él hoy.


Salmo 19:12  ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.


0 comentarios:

Publicar un comentario