SEXUALMENTE FIEL

Para que haya un hogar donde el amor, la confianza y fidelidad sean reales es necesario primero Conocerse, y conocerse antes de casarse.

GUÍA DE ACTIVIDADES PARA LOS ALUMNOS ESCUELA DOMINICAL

programa entretenido e inspirador dirigido a niños de 3 a 7 años. Cada episodio incluye una oración y historia bíblica ilustradas.

¿HAY JUICIO DESPUES DE LA MUERTE?>

¿Te has preguntado si vas a ser juzgado por tus acciones cuando mueras? .

PASTOREANDO EL CORAZÓN DEL NIÑO

Los padres de hoy están frustrados y confundidos. Los hijos no actúan como deberían y los padres no entienden por qué.

LIBRO DE JUEGOS PARA DINAMICAS CRISTIANAS

Este libro contiene aproximadamente 100 Formas de Animar grupos de jóvenes o adultos en las actividades de nuestra congregación.

Un corazón partido.

un corazon partido

LIBROS Y DINÁMICAS CRISTIANAS: El  otro   día   escuche  una   historia  terriblemente  triste.   Una   pareja  se  casó relativamente  joven; tuvieron  una  criaturita,  una  preciosa niña.  Sin  embargo, un día  tuvieron  una  discusión algo violenta. Quizá se enojaron demasiado, pero  no llegaron a  los golpes. Pero  de  repente, dieciocho días después, esta señora se levanto, hizo abandono del hogar  y se fue al domicilio de sus padres. Al llegar a la casa de su padre, esta señora pidió el divorcio a su padre, quien es un juez. Este le concedió el divorcio y dejó a su esposo sumido en la tristeza, el dolor y el horror de  no poder  ver más a su  hijita, porque ella se lo ha prohibido. Amado  lector, el cristiano verdadero piensa en  casarse y en  vivir unido a  esa persona en amor, paciencia, cariño,  ternura y perdón constante hasta que  la muerte los separe. Esa señora abandono a su marido,  no por cuestión de inmoralidad sexual, sino porque no  quiso  vivir  más  con   el,  ¡Simplemente porque  habían  tenido  un  pequeño altercado!  Pecó contra  Dios,  pecó  contra  su  marido,  pecó  contra su  criatura;  y pecó  también  el  padre de  ella,  que  le  permitió  regresar a  la  casa y que  permitió que esta pareja  se separara. Querido  joven,  esto  es claro.  "No es bueno que  el hombre esté solo" dice Dios. Y el cristiano nunca se debe separar de su cónyuge, hasta que únicamente la muerte los separe.

Autor: Luis Palau

DÍA 3: EL AMOR NO ES EGOÍSTA DESAFIO DE AMOR

desafio del amor

Sed afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros. (Romanos 12:10)

Vivimos en un mundo prendado de sí mismo. La cultura que nos rodea nos enseña a concentrarnos en nuestra apariencia, nuestros sentimientos y nuestros deseos personales como si fueran la prioridad fundamental. Parece que el objetivo es buscar el mayor nivel de felicidad que sea posible. Sin embargo, el peligro de este modo de pensar se hace dolorosamente evidente cuando se está dentro de una relación matrimonial.

Si hay una palabra que signifique en esencia lo opuesto al amor, es egoísmo. Por desgracia, todas las personas lo traen arraigado desde el nacimiento. Puedes verlo en el comportamiento de los niños y, a menudo, en el maltrato entre adultos. El origen de casi todo acto pecaminoso que se haya cometido puede encontrarse en una motivación egoísta. Es un rasgo que detestamos en las demás personas pero que justificamos en nuestro caso. Sin embargo, no puedes  señalar  las  muchas  maneras  en  las  que  tu  cónyuge  es egoísta sin admitir que tú también podrías serlo. Sería hipócrita.

¿Por qué tenemos criterios tan bajos para nosotros y expectativas tan altas para nuestra pareja? La respuesta es cruda: todos somos egoístas.

Cuando un esposo pone sus intereses, sus deseos y sus prioridades antes que su esposa, es una señal de egoísmo. Cuando una esposa se queja sin parar del tiempo y la energía que gasta para satisfacer las  necesidades  de  su  esposo,  es  una  señal  de  egoísmo.  Sin embargo, el amor “no busca lo suyo” (1 Corintios 13:5). Las parejas amorosas (las que disfrutan del propósito pleno del matrimonio) se empeñan en cuidar bien al otro ser humano imperfecto con quien comparten la vida. Esto se debe a que el verdadero amor busca maneras de decir “sí”.

Un   aspecto   irónico   del   egoísmo   es   que   aún   los   actos   de generosidad  pueden  ser  egoístas  si  la  motivación  es  jactarse  o recibir una recompensa. Si haces algo bueno para manipular en forma deshonesta a tu esposo o a tu esposa, sigues siendo egoísta. En pocas palabras, o tomas decisiones por amor a los demás o por amor a ti mismo.

El amor nunca se satisface si no es por el bien de los demás. No puedes  actuar  con  amor  verdadero  y  con  egoísmo  al  mismo tiempo. Elegir amar a tu pareja hará que digas “no” a lo que quieres para poder decir “sí” a lo que el otro necesita. Significa colocar la felicidad de tu pareja por encima de la tuya. No quiere decir que nunca   puedas   experimentarla   felicidad,   pero  no   invalidas   la felicidad de tu cónyuge para poder gozar de ella.

Además, el amor trae una alegría interior. Cuando le das prioridad al bienestar de tu pareja, hay una satisfacción que las acciones egoístas  no  pueden  copiar.  Es  un  beneficio  que  Dios  creó  y  lo reserva  para  quienes  demuestran  amor  en  forma  genuina.  La verdad es que cuando renuncias a tus derechos por el bien de tu pareja, tienes la oportunidad de pasar a un segundo lugar en pro del propósito supremo del matrimonio. Nadie te conoce tan bien como tu cónyuge. Esto significa que nadie reconocerá con mayor rapidez un cambio cuando en forma deliberada comiences a sacrificar tus necesidades y deseos para asegurarte de que los de tu pareja se satisfagan.

Si te resulta difícil sacrificar tus propios deseos para beneficiar a tu cónyuge, quizá tengas un problema más profundo con el egoísmo de lo que quieres admitir.
Hazte las siguientes preguntas:
• ¿En verdad quiero lo mejor para mi cónyuge?
• ¿Quiero que sienta que lo amo?
• ¿Creerá que quiero lo mejor para él?
•   ¿Me   percibe   como   alguien   que   primero   busca   su   propio bienestar?

Ya sea que te guste o no, tienes una reputación a los ojos de las personas que te rodean, en especial, a los ojos de tu cónyuge. ¿Es una reputación de amor? Recuerda, tu cónyuge también tiene el desafío  de  amar  a  una  persona  egoísta.  Así  que  decide  ser  el primero en demostrarle el verdadero amor, con plena conciencia de lo que haces. Y al final, los dos se sentirán más realizados.

“Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo” (Filipenses 2:3).


El desafío de hoy
Las cosas a las que les dediques tu tiempo, tu energía y tu dinero cobrarán más importancia para ti. Es difícil que te importe algo en lo que no inviertes. Además de refrenarte de los comentarios negativos, cómprale algo a tu cónyuge que le Comunique: “hoy estuve pensando en ti”.


 _____   Haz una marca aquí cuando hayas completado el desafío de hoy.


¿Qué elegiste darle a tu cónyuge? ¿Qué sucedió cuando se lo diste?



Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. (Santiago 3:16)

DÍA 2: EL AMOR ES AMABLE

amable

DÍA 2: EL AMOR ES AMABLE

Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo. (Efesios 4:32)

La amabilidad es el amor en acción. Si la paciencia es la manera en que el amor reacciona para reducir al mínimo una circunstancia negativa, la amabilidad es la manera en que el amor actúa para aumentar al máximo una circunstancia positiva. La paciencia evita un problema; la amabilidad crea una bendición. Una es preventiva, la otra es dinámica. Estas dos caras del amor son las piedras angulares sobre las cuales se construyen los demás atributos que trataremos.

El amor te hace amable. Y la amabilidad te hace agradable. Cuando eres amable, las personas quieren estar cerca de ti. Perciben que eres bueno con ellas y que les haces bien.

La Biblia declara: “La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti;  átalas  a  tu  cuello,  escríbelas  en  la tabla  de  tu  corazón.  Así hallarás favor y buena estimación ante los ojos de Dios y de los hombres” (Proverbios 3:3-4). “Amabilidad” puede parecer un término genérico para definir, y más aún para poner en práctica. Así que separaremos la amabilidad en cuatro ingredientes esenciales:

Dulzura: Cuando obras con amabilidad, tienes cuidado de cómo tratas a tu cónyuge y jamás eres demasiado severo. Eres sensible y tierno. Aún si es necesario decir algo difícil, harás lo imposible para que tu reprimenda o  desafío  logren  ser  tan  fáciles  de escuchar como sea posible. Dices la verdad con amor.
Servicio. Ser amable significa que cubres las necesidades del momento. Si se trata de tareas domésticas, te pones a trabajar.

¿Hace  falta  un  oído  dispuesto?  Lo  proporcionas.  La  amabilidad adorna  a  la  esposa  con  la capacidad  de  servir  a  su  esposo  sin preocuparse por los derechos propios. La amabilidad hace que un esposo tenga curiosidad de descubrir lo que su esposa necesita, y lo motiva a ser el que dé un paso al frente y se asegure de que esas necesidades se satisfagan... aún si las propias quedan en espera. Buena disposición. La amabilidad te inspira a estar dispuesto. En lugar de ser obstinado, reacio o terco, cooperas y te mantienes flexible. En vez de quejarte y poner excusas, buscas razones para llegar a un acuerdo y adaptarte. Un esposo amable termina miles de posibles discusiones con su disposición de escuchar antes de exigir que se haga lo que quiere.

Iniciativa. La amabilidad piensa de antemano y luego da el primer paso. No se sienta a esperar que la impulsen u obliguen a salir del sofá. El esposo o la esposa amable será el que salude primero, el que sonría primero, el que sirva primero y perdone primero. No necesita que el otro haga las cosas bien para demostrar amor. Cuando obras desde la amabilidad, ves la necesidad y das el primer paso.

Jesús describió de manera creativa la amabilidad del amor en la parábola del buen samaritano, que se encuentra en la Biblia, en el capítulo 10 de Lucas. A un hombre judío lo atacan unos ladrones y lo dejan moribundo en un camino apartado. Dos líderes religiosos, respetados entre su gente, pasan y deciden no detenerse. Estaban demasiado ocupados. Eran demasiado importantes. Les gustaba demasiado  tener  las  manos  limpias.  Sin  embargo,  un  hombre común de otra raza (de los odiados samaritanos, cuyo desprecio por los judíos era tanto amargo como mutuo) vio a este extraño necesitado y se conmovió con compasión. Cruzó todas las barreras culturales y se arriesgó a hacer el ridículo, pero se detuvo a ayudar al hombre. Vendó sus heridas, lo colocó sobre su propio burro, lo llevó a un lugar seguro y pagó todos los gastos médicos de su propio bolsillo.

En donde años de racismo habían causado conflictos y división, un acto de amabilidad unió a dos enemigos. Con dulzura. Por medio del servicio. Con buena disposición. Este hombre tomó la iniciativa y demostró la verdadera amabilidad en todas sus formas.

¿Acaso al principio no fue la amabilidad algo clave que los unió a ti y a tu cónyuge? Cuando te casaste, ¿no esperabas disfrutar de su amabilidad durante el resto de tu vida? ¿Acaso tu pareja no sentía lo mismo con respecto a ti? Aunque los años pueden mitigar ese deseo, tu placer en el matrimonio sigue estando ligado al nivel diario de amabilidad expresada.

La Biblia describe a una mujer cuyo esposo e hijos la bendicen y la alaban. Entre sus atributos nobles se encuentran: “Abre su boca con   sabiduría,   y   hay   enseñanza   de   bondad   en   su   lengua” (Proverbios 31:26). ¿En qué lugar del medidor de amabilidad te colocaría tu cónyuge? ¿Cuán severo eres? ¿Cuán dulce y servicial?

¿Esperas que te pidan las cosas o tomas la iniciativa para ayudar?
Es   difícil   demostrar   amor   cuando   tienes   poco   o   nada   de motivación. Sin embargo, el amor en esencia no se fundamenta en los sentimientos; sino que toma la determinación de manifestar amabilidad aún cuando parezca no haber recompensa. Nunca aprenderás a amar hasta que aprendas a ser amable.


El desafío de hoy
Hoy también, además de no decirle nada negativo a tu cónyuge, realiza al menos un gesto inesperado como acto de amabilidad.

¿Qué descubriste hoy sobre el amor? ¿Qué hiciste, en concreto, en este desafío? ¿Cómo demostraste amabilidad?


Lo que es deseable en un hombre es su bondad (Proverbios 19:22).



_____    Haz una marca aquí cuando hayas completado el desafío de hoy.

DIA 1: EL AMOR ES PACIENTE ;DESAFÍO DE AMOR;

paciente

DIA 1: EL AMOR ES PACIENTE

Sean humildes, amables y pacientes, y con amor dense apoyo los unos a los otros. (Efesios 4:2)

El amor da resultado. Es el motivador más poderoso de la vida y tiene una profundidad y un significado tanto mayor de lo que comprende la mayoría de las personas. Siempre hace lo mejor para los demás y puede darnos la capacidad de enfrentar el problema más terrible. Nacemos con una sed de amor que dura toda la vida. Nuestro corazón lo necesita con desesperación, como nuestros pulmones necesitan el oxígeno. El amor cambia nuestra motivación para vivir. Con él, las relaciones cobran significado. Ningún matrimonio puede tener éxito sin amor.

El amor se apoya en dos pilares que lo definen a la perfección. Esos pilares son la paciencia y la bondad. Las otras características del amor son extensiones de estos dos atributos. Y aquí comenzará tu desafío: con la paciencia.

El  amor  te  inspirará  a  transformarte  en  una  persona  paciente.
Cuando decides ser paciente, respondes en forma positiva frente a una situación negativa. Eres lento para enojarte. Decides guardar la compostura en lugar de enfadarte con facilidad. En vez de ser impaciente y exigente, el amor te ayuda a calmarte y comenzar a demostrar misericordia a los que te rodean. La paciencia trae una tranquilidad interior durante una tormenta exterior.

A nadie le gusta estar cerca de una persona impaciente. Hace que reacciones exageradamente con enojo, insensatez y de manera lamentable.

El enojo frente a una acción injusta, irónicamente, genera nuevos agravios. El enojo casi nunca mejora las cosas. Es más, en general produce problemas adicionales. Por el contrario, la paciencia para en seco cualquier controversia. Más que morderte el labio, más que taparte la boca con la mano, la paciencia es un suspiro profundo. Despeja el ambiente. No deja que la insensatez agite amenazante su cola de escorpión. Es la decisión de controlar tus sentimientos en lugar de permitir que estos te controlen, y recurre al tacto en vez de devolver mal por mal.

Si tu cónyuge te ofende, ¿tomas represalias con rapidez o permaneces bajo control? ¿Acaso el enojo es tu estado emocional por defecto cuando te tratan en forma injusta? Si así es, estás esparciendo veneno en lugar de medicina.

En general, el enojo se produce cuando un fuerte deseo de algo se mezcla con la desilusión o el dolor. No obtienes lo que quieres y comienza a subir la temperatura en tu interior. A menudo, es una reacción emocional  que  surge  de  nuestro  propio  egoísmo,  de nuestra insensatez o de nuestras malas motivaciones.

En cambio, la paciencia nos hace sabios. No se apresura a sacar conclusiones  sino  que  escucha  qué  dice  la  otra  persona.  La paciencia permanece a la puerta, allí donde el enojo hace todo lo posible por entrar, y espera a tener una visión completa de la situación antes de juzgar. La Biblia dice: “El lento para la ira tiene gran prudencia, pero, el que es irascible ensalza la necedad” (Proverbios 14:29).

Así como la falta de paciencia transformará tu hogar en una zona de combate, la práctica de la paciencia fomentará la paz y la tranquilidad. “El hombre irascible suscita riñas, pero el lento para la ira apacigua contiendas” (Proverbios 15:18). Afirmaciones como estas, del libro de Proverbios en la Biblia, son principios claros que tienen una relevancia eterna. La paciencia es el punto en que el amor se une a la sabiduría. Y todo matrimonio necesita esa combinación para permanecer saludable.

La paciencia te ayuda a darle permiso a tu cónyuge para que sea humano. Comprende que todos fallamos. Cuando se comete un error, decide darle más tiempo del que se merece para corregirlo. Te proporciona capacidad para resistir durante las épocas difíciles en la relación, en lugar de huir ante la presión, ¿Tu cónyuge puede estar seguro de que tiene una esposa o un esposo paciente con el cual tratar? ¿Ella puede saber que si deja las llaves dentro del auto y lo cierra encontrará tu comprensión en lugar de un sermón degradante que la haga sentir como una niña? ¿Él puede saber que alentar durante los últimos segundos de un partido de fútbol no traerá como consecuencia una lista ofensiva y larga de maneras en las que debería pasar el tiempo? Hay pocas personas con las que resulta tan difícil vivir como con alguien impaciente.

¿Cómo sería el tono y el volumen de tu hogar si probaras el siguiente enfoque bíblico? “Mirad que ninguno devuelva a otro mal por mal, sino procurad siempre lo bueno los unos para con los otros, y para con todos” (1 Tesalonicenses 5:15).

A pocos de nosotros nos resulta fácil la paciencia, y a ninguno le surge en forma natural. Sin embargo, las mujeres y los hombres sabios la considerarán el ingrediente esencial para su relación matrimonial. Es un buen punto de partida para comenzar a demostrar el amor verdadero.

Este viaje para atreverse a amar es un proceso, y lo primero que debes decidir poseer es paciencia. Considéralo como un maratón, y no una carrera corta. Sin embargo, es una carrera que vale la pena correr.

El desafío de hoy
La primera parte de este desafío es bastante simple. Aunque el amor se comunica de distintas maneras, nuestras palabras a menudo reflejan la condición de nuestro corazón. Durante el próximo día, decide demostrar paciencia y no decirle nada negativo a tu cónyuge. Sí surge la tentación, elige no decir nada. Es mejor contenerte que expresar algo que luego lamentarás.


  _____  Haz una marca aquí cuando hayas completado el desafío de hoy.


¿En este día sucedió algo que te haya hecho enojar con tu cónyuge?

¿Te viste tentado a tener pensamientos de desaprobación y a expresarlos en palabras?


Que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira. (Santiago 1:19)

Si escoges mal la pareja de tu vida...

escoger mal a tu pareja

Todos nosotros, cuando somos  adolescentes,  cometemos errores. Lo  triste  es cuando  un  joven  comete un  pecado  que   lo  hunde  para   siempre.  Aunque   no cometa un  pecado, supongamos que  escoge un compañero para  la vida que  no estaba en  el  plan  ni  en  la  voluntad  de  Dios;  pues va  a  sufrir  las consecuencias hasta  que   la  muerte  los  separe.  ¡Qué   drama  y  que   horror   tal  innecesaria conclusión a una vida!

El ser humano,­ la señorita, el joven ­, natural y normalmente busca un compañero para  la vida. Esto  es perfectamente normal y justo. Quiero que  esto  sea lo primero que  se grabe en la mente de mi amable lector. La Biblia nos dice que  Dios creo  al hombre: Adán.  El creó  a  toda  la raza  humana. Luego  que Dios hubo  creado al hombre, la Biblia indica que  dijo estas palabras: "y dijo Jehová Dios: No es bueno que el  hombre este solo;  le  haré  una  ayuda idónea  para  él.  Jehová Dios  formó, pues, de  la tierra toda bestia del campo, y toda  ave  de  los cielos, y las trajo a Adán...;  más no se halló ayuda idónea para  él" (Génesis 2.18).  Más adelante dice: La Biblia que  "de la costilla que  Jehová Dios tomó del hombre hizo una mujer, y la trajo  al  hombre. y dijo  entonces Adán:  Esto  es,  por  fin,  hueso de  mis huesos  y carne de  mi carne"  ( Génesis  2  ) Es  cierto:  el  atractivo  que  el  joven  siente por  la señorita, y viceversa, es el ideal planeado por  Dios mismo. El deseo de casarse, de  compartir  la  vida  con  una  persona del  sexo opuesto, es el  plan  de Dios para  la juventud de  nuestros días.  y tu, joven, señorita, debes saber que  es perfectamente   normal   y  maravillosamente   hermoso  cuando  uno   siente  ese atractivo  hacia  una  persona del  sexo opuesto, cuando empieza  a  pensar con alguna seriedad: "Un día me voy a casar" .

Autor: Luis Palau.

LIBRO Y DINAMICAS CRISTIANAS ;112 DINAMICAS PARA JOVENES CRISTIANOS

112 dinamicas


DINAMICAS CRISTIANAS: Estas 112 Dinámicas pueden ser usadas en jovenes cristianos para que realmente conduzcan a un diálogo comprometido y a una toma de conciencia que lleve a la acción transformadora de la sociedad.

Fundamentalmente hay dos diferentes empleos de las dinámicas. El uno superficial y el otro profundo. Por los efectos se puede conocer cuál se está utilizando. Normalmente esto dependerá de quiénes usan las dinámicas y qué buscan.

Veamos, concretamente, en varios campos cómo funcionan las dinámicas, según el empleo que se haga de ellas. Se toman como juegos o se toman como algo serio. Hay personas que casi identifican dinámicas con juegos. Serían instrumentos para divertir, para hacer fácil el trabajo. Las dinámicas son para dar seriedad y profundidad. No son juegos.

Estos son muy importantes, pero tienen otro objetivo: recrear, unir, desarrollar ciertas actitudes, etc. Se les podría llamar dinámicas de recreación en este caso, pero siendo conscientes de que no se estaría buscando la reflexión sistemática.

Fomentan cierta camaradería o crean comunidad. Quienes utilizan las dinámicas con la primera mentalidad no pretenden algo más allá que fomentar alguna camaradería superficial.

En cambio, la otra mentalidad busca crear comunidad y llegar a unas relaciones humanas más profundas, desarrollando actitudes de comunicación y fraternidad. Dan oportunidad para hablar y especular o llevan a un diálogo que compromete. Si las dinámicas se emplean para llenar el tiempo, para "hacer más amena la cosa", es lógico que no llevan a compromisos. Pero si las dinámicas se integran en un plan dinámico y si en ellas participan personas comprometidas, lo normal es que desemboquen en diferentes compromisos o al menos los propicien.

El libro contiene:



















Libro y Dinamica cristiana; la centrifugadora

Dinamica cristiana la centrifugadora




Libro y Dinamica cristiana: "dinamicas para jovenes cristianos" una muy divertida se llama LA CENTRIFUGADORA
DEFINICIÓN 
Dar vueltas con un paracaídas.
OBJETIVOS 
Favorecer la cooperación en grupo.
PARTICIPANTES 
A partir de los 7 años.
MATERIALES
Un paracaídas.
CONSIGNAS DE PARTIDA 
Todos sentados cogidos de un asa del paracaídas.
DESARROLLO 
El que empieza el juego se tira hacia atrás y derecha sin soltar del asa. Los demás le imitan siguiendo el movimiento (de forma correlativa uno por uno), como si fuera una ola. Se consigue un movimiento circular ondulante.
EVALUACIÓN 
Si se consigue el movimiento de forma uniforme.
VARIANTES
En lugar de utilizar zapatos como material, se podrán cambiar por otros objetos o prendas que sean comunes entre los niños. El curso de la dinámica será el mismo.

Dinamicas cristianas Rompe hielo



Objetivo de la dinamica:
Las "dinamicas rompe hielo" son muy divertidas y apropiadas, para romper el hielo y las tensiones del primer momento de los grupos nuevos. Ellas permiten que los participantes se integren, favorecen un primer conocimiento de las personas, sus valores e inquietudes; permiten formarse una idea más clara de quienes participan en el grupo.

Desarrollo de la dinamica cristiana:
Todos en fila, adquieren el compromiso de no hablar mientras dure el juego, sólo pueden hacer señas. El objetivo del grupo es ordenarse por fechas de nacimiento, de mayor a menor, pero sin hablar. Ganará el grupo cuando esté ordenado. Al final se contrasta el orden conseguido sin hablar, con las fechas reales que cada cual nos cuente.

Imagenes Cristianas para Celular




En Internet se aplica la siguiente cita bíblica: “Predica la verdad oportuna e inoportunamente”. San Pablo, 2 Timoteo, 4:2.
Hoy quiero darles unas recomendaciones básicas sobre como hacer mas efectiva la labor de hablar a otros de Cristo.
Las Redes Sociales Son como “La Plaza del Pueblo” donde puedes empezar a evangelizar. Simplemente allí están todas las personas que son conocidas por ti y es una excelente forma de hablar de Cristo a tus amigos y conocidos.

A este punto tienes que definir si vas a decir a los cuatro vientos que “eres un cristiano o no” porque lo que limita la evangelización es: “La pena por ser cristiano” y hasta que no superes ese punto tu labor no será efectiva. Si no eres lo suficientemente maduro para dar tu cara por Cristo create un segundo perfil y escóndete.

Existen muchas manera de predicar y es por ello que hoy les traigo Imagenes Cristianas para tu Celular, facebook, twitter, o paginas web personales, solo expresa tu fe por todos los medios

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular
imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular


imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular


imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular

imagenes cristianas para celular