SEXUALMENTE FIEL

Para que haya un hogar donde el amor, la confianza y fidelidad sean reales es necesario primero Conocerse, y conocerse antes de casarse.

GUÍA DE ACTIVIDADES PARA LOS ALUMNOS ESCUELA DOMINICAL

programa entretenido e inspirador dirigido a niños de 3 a 7 años. Cada episodio incluye una oración y historia bíblica ilustradas.

¿HAY JUICIO DESPUES DE LA MUERTE?>

¿Te has preguntado si vas a ser juzgado por tus acciones cuando mueras? .

PASTOREANDO EL CORAZÓN DEL NIÑO

Los padres de hoy están frustrados y confundidos. Los hijos no actúan como deberían y los padres no entienden por qué.

LIBRO DE JUEGOS PARA DINAMICAS CRISTIANAS

Este libro contiene aproximadamente 100 Formas de Animar grupos de jóvenes o adultos en las actividades de nuestra congregación.

Momentos difíciles


momentos dificiles

Los seres humanos somos por naturaleza emocionales, y nuestra aptitud  está determinada por el momento que estemos pasando, bien sea felicidad, tristeza, rabia, de acuerdo al estado de ánimo en que nos encontramos así actuamos, en pocas palabras, nos dejamos llevar por nuestras emociones. 


Cuando somos felices, estamos contentos con Dios, tanto que ya ni oramos, ya que no tenemos nada que pedir, porque lo tenemos todo a nuestro parecer, cuando mucho le decimos “Gracias señor porque me lo has dado todo”. La  pregunta es ¿Eso es hablar con Dios, El que te lo ha dado Todo?  Pero esto no es lo peor. Ahora surge otra pregunta ¿Que sucedería si Dios en lugar de dejar suceder cosas buenas en tu vida, permite que tengas momentos difíciles, para forjar tu carácter y confianza?

En el transcurso de nuestra vida estamos rodeados de seres queridos, que amamos mucho y nunca imaginamos  que un día se apartaran de nuestro lado para siempre, es una situación de la que ninguno de nosotros va a escapar. Cuando llega ese momento inesperado nos invade el dolor, llegamos a decir cosas como: Dios porque lo permitiste, me lo(a) quistaste, no escuchaste mis suplicas, y así un sin fin de cuestionamientos a Dios que en nada ayudan, sino todo lo contrario destruyen tu relación con Dios, porque lo que hacemos en ese momento es blasfemar, es decir, renegar por lo que Dios permitió que sucediera. 

En la Biblia podemos encontrar el momento difícil por el cual paso un Hombre llamado Job; Dios lo llamo hombre recto y perfecto, temeroso y apartado del mal, Dios lo había bendecido con siete hijos y tres hijas; y poseía siete mil ovejas, y tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, y quinientas asnas, y muchísimos criados.  Lea Job 1:5

Job por ser recto en todos sus caminos, Dios lo protegía de todo mal que quisiera venir sobre él y su familia, sin embargo, Satanás no se agrada de que seas prospero y amado por Dios y para hacerte perder la protección de Dios te tiende trampas, con un objetivo, que desprecies a Dios.


Como puedes ver, Job fue sometido a pruebas muy difíciles y nunca renegó de Dios a pesar de todo lo que paso en esos días de su vida. Job no se dejo llevar por sus emociones y reacciono a la situación de una manera paciente, en ningún momento cuestiono a Dios por haber permitido a Satanás que atacara su vida. Todo lo contrario se postro en tierra y adoró al Señor, usando palabras sabias, El Señor me lo dio todo; el Señor me lo ha quitado: se ha hecho lo que es de su agrado: bendito sea el nombre del Señor.  Lea Job 1: 20-21 

En Job 1:22 dice: En medio de todas estas cosas no pecó Job en cuanto dijo, ni habló una palabra inconsiderada contra Dios.
La pregunta que nos debemos hacer es ¿Cómo reaccionarias en momentos difíciles?

Cuando pasamos por esos momentos algunos de nuestros seres queridos se apartan de nosotros y nos sentimos solos, desamparados. Pero no es así, Dios está allí velando por ti, como lo hizo con Job, Dios le puso un límite a Satanás con respecto a Job y de esa misma manera lo hace con nosotros.

En Job 1:12 dice: Dijo, pues, el Señor a Satanás: Ahora bien,  todo  cuanto posee lo dejo a tu disposición;  sólo  que  no   extiendas   tu   mano contra  su persona.  Con  esto,   salió Satanás de la presencia del Señor a ejecutar sus designios.

Dios permite que las pruebas lleguen a tu vida no para probarle a Él que le amamos y que no renegaremos de Él. Dios conoce nuestro corazón y sabe cuánto podemos soportar, el lo hace para probarle a Satanás que está equivocado con respecto a nosotros.  

Dios es fiel, en los momentos que lo necesitamos nos ayuda a soportar. Pero estamos tan ciegos de dolor que no lo sentimos. 
1 corintios 10:13 dice: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejara ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que  podáis soportar.

Debemos dejar de ser seres emocionales y no permitir que las emociones nos hagan actuar incorrectamente. Si estas pasando por un momento difícil Confía en Dios y Él te dará Fuerzas para seguir adelante.



Salmo 31:14 Más yo en ti confió, oh Jehová; Digo: Tú eres mi Dios.



¿MATRIMONIO PARA SIEMPRE?




¿MATRIMONIO PARA SIEMPRE?



¿ Para siempre ?  Hay otro punto que vale la pena mencionar; El cristiano esta unido para siempre.  El cristiano no es como una mariposa o una abeja que va picando de flor en flor  para ver cual es la más dulce. El cristiano no piensa cuando se casa: "sueno, me  caso con María, y si me canso de ella porque no me agrada, me divorcio y me  caso con Cristina; y si Cristina no me gusta, me caso con Josefina". ¡De ninguna  manera! La Biblia dice así: "Lo que Dios unió, no lo separe el hombre" (Mateo  19:6). En la Biblia y en el verdadero cristianismo no se contempla la separación ni  el divorcio. Hay, si, un pequeño paréntesis, una cláusula infinitesimal, la cual  indica que, en casos extremadamente graves, Dios pueda ser el que permita el  divorcio. Me refiero al adulterio cometido por una de las partes. Pero el joven  cristiano no debe ser ni tan necio ni tan ciego como para argumentar dentro de si:  "sueno, si mi esposa no resulta ser lo que espero, me busco otra". Tal actitud es el  fin de la paz y de la alegría en la vida. Tal actitud es un mal comienzo para  cualquier matrimonio, ¡Es una locura irreparable! Por supuesto que Dios perdona  estos pecados. La Biblia nos dice que "la sangre del Señor Jesucristo nos limpia  de todo pecado" (1 Juan 1:7) .La Biblia afirma en Hebreos 9:14: "La sangre de  Cristo limpiara vuestras conciencias... para que sirváis al Dios vivo y verdadero".  Sí, Dios perdonará; pero el joven cristiano debe pensar que se casa con esta  joven para unirse a ella para siempre, hasta que solamente la muerte los separe. Ni el juez, ni algún hombre, ni aun su propia voluntad, ni su padre, tienen derecho  a separarlos. 

Autor: Luis Palau