¿Que es Amen?


¿Que es Amen?



Amen es una palabra muy usada entre los cristianos, hay quienes saben su significado pero aun así la usan por tradición para  afirmar o negar cuando se está en el servicio dominical, por ejemplo; el pastor dice: quiere que Dios le Bendiga hoy? y casi al unisonó la respuesta es amen, y si el pastor dice: ¿cuántos de ustedes creen que el diablo tiene atrapada la juventud? la respuesta es amen, o ¿No quiere usted maldición en su casa?  La respuesta es amen.

El Amen no es Afirmar “Si” o Negar “No” o Despedida “Hasta luego” o “chao”
Tenemos muchos vicios en cuanto a nuestro nuevo hablar como cristianos por falta de conocimiento, tendemos mucho a copiar a otros sin verificar o constatar que sea la forma correcta de usar esas nuevas palabras que se anexan a nuestro vocabulario.
Estos errores pueden causar ataduras en nuestra vida por declaraciones de nuestra propia lengua. Proverbios 18:18 Les aseguro que cualquier cosa que ustedes prohíban aquí en la tierra, desde el cielo Dios la prohibirá. Y cualquier cosa que ustedes permitan, también Dios la permitirá. (TLA-Traducción al lenguaje actual)
Hay que tener cuidado cuando decirnos amen “que así sea”  porque esta expresión a de usarse cuando deseamos que se cumpla lo que se dice o se pide. Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua...
Proverbio 18:21 La lengua tiene poder Para dar vida y para quitarla; los que no paran de hablar sufren las consecuencias. (TLA-Traducción al lenguaje actual)
Este versículo nos confirma que se no ha delegado una autoridad como hijos de Dios y debemos tener cuidado cuando le decirnos Amen (que así sea).

La mayoría de las persona que están comenzando a caminar con Cristo No saben el significado de Amen y como lo escuchan siempre al final de la oración creen que es una especie de despedida y no es así estamos declarando que se cumpla  todo lo que pedimos en oración, por ello, debemos tener cuidado con lo  que decirnos cuando hablamos con Dios, muchos tienen por costumbre en las oraciones decir señor soy lo peor, soy la escoria del mundo, no soy digno de ti,  Amen. Al decir Amen que “así sea” inmediatamente confirmo y declaro que es lo per y será una escoria.
Amen, tampoco es una despedida, hasta que me acuerde nuevamente de Dios y lo vuelva a llamar para charlar, La oración no es algo que cortamos con un “amen” y reanudamos cuando queramos, Dios está allí presente siempre, a través del Espíritu Santo el está presente contigo las 24 horas del día.
Ahora quiero que se imaginen que usted tiene un compañero que anda con usted en todo momento. En la mañana cuando lo ve usted lo saluda y le dice buen día amigo ¿como estas? se toman un café y le dice vámonos a la jornada de Día, y se van y andan juntos en todo momento y cuando es necesario El le dice: ¿qué tal si lo hacemos así? Usted analiza la propuesta y ve que es muy buena y la acepta, en ocasiones usted le pregunta y que te parece lo estamos haciendo bien el compañero le responde, y así terminan el día, llega la noche y cada cual se va a descansar y usted le dice buenas noches nos vemos mañana, gracias por todo. Espero para mañana hacer “tal cosa” necesito xxx, y también un poco de ayuda xxxx, espero tu apoyo.
Ahora imagine esta otra escena, usted y el mismo compañero, en la mañana cuando se levanta no lo saluda se toma su café y no le importa si él está allí o no, o simplemente no se percata que el compañero esta allí a su lado, sale a su jornada del día y no lo invita, es algo así como si quieres sígueme, en el transcurso del día se le presento un inconveniente y trato de resolverlo y no lo logro y se acuerda que con usted anda alguien que lo puede ayudar y le dice ayúdame en esto, él le ayuda y luego le dice hablamos luego, sale del apuro en que estaba y su compañero trata de hablarle y usted lo ignora, termina su día y al final cuando va a dormir esta tan cansado que no se acuerda de despedirse de Él, ó en el peor de los casos le habla para reprocharle y decirle necesito que me ayudes porque no lo hiciste, necesito estas cosas xxx, háblame necesito escucharte, es mi derecho tu prometiste darme estas cosas. Y termina con un Amen, hasta que te necesite nuevamente.
Si usted fuese ese amigo al que lo ignoran, lo usan cuando lo necesita, le dicen chao te hablo luego, y cuando usted quiere hablar no le atienden, que haría usted. Seguiría al lado de ese amigo día a día.
Dele gracias a Dios porque sus misericordias se renuevan día con día, de lo contrario estuviéramos solos. Lamentaciones 3:22-23 Sé que no hemos sido destruidos porque Dios nos tiene compasión. (TLA-Traducción al lenguaje actual)
Sé que cada mañana se renuevan Su gran amor y su fidelidad. En fin, decir Amen al final de la oración funciona como una afirmación,  nuestra oración ha sido escuchada por nuestro padre, que nuestra petición se hará conforme a su voluntad, es decir, nuestras peticiones están sujetas a la aprobación de Dios conforme a nuestro bienestar y no a nuestros deseos.



El Amen al final de la oración no funciona como una despedida, porque entre Dios y nosotros debe existir una continua comunicación MUTUA.


0 comentarios:

Publicar un comentario