¿ESTOY ENAMORADO?

estoy enamorado

Recientemente,  en  un  país de  América  Latina,  ocurrió  un  caso inusitado.  La persona que  lo contó  es amiga  de  mi  esposa y se que  el  caso es verídico.  Yo mismo he  conversado con personas que  me  han  dicho palabras similares. Cierta señorita, de  dieciocho años de  edad, se acercó a  nuestra amiga  y le dijo estas palabras:  "Señorita,  yo no quiero  casarme porque los hombres de  esta parte  del país son  poco  dignos de confianza. Yo no me  quiero casar porque sencillamente, no podría  confiar en mi marido.  Pero  permítame una  pregunta: ¿Sería posible que yo tuviera una criatura  para  que  yo la pueda amar  y cuidar, pero sin el compromiso del matrimonio?"



¿Derecho a ser infiel?
¡Imagínate! Parece increíble que  una  joven criada en  una  iglesia cristiana donde se predica la Biblia, siquiera piense en  una  cosa así. Por  supuesto que  la Biblia enseña que   tal  cosa no  se debe hacer. Sin  embargo, esta  señorita  tiene  un problema  muy real.  El problema  es este: que hay  demasiados hombres que  son de  absoluta  falta  de  confianza,  son infieles de  corazón. La desgracia y maldición de  la América  Latina es que  un alto porcentaje de  los hombres, aun muchos que se dicen ser cristianos, son  de carácter tan infiel y han  sido criados en condiciones de tanta  infidelidad e inmoralidad, que  creen (y hasta lo creen con toda  sinceridad) que  el hombre tiene derecho a ser infiel a su novia o a su esposa. Muchos jóvenes me  preguntan:  "Pero,   señor Palau,  ¿Cómo puedo saber  si  estoy   enamorado?

¿Cómo puedo determinar si de  veras estoy  enamorado o es solo  una  atracción
pasajera y superficial ?. No existen fórmulas fáciles para  determinar si estas o no enamorado. Una  persona cristiana sincera, sin embargo, tiene ciertas pruebas. Si quieres  conocer la  voluntad  de  Dios,  la  puedes conocer. El señor Jesús dijo  en San  Juan: "El que  quisiere  hacer mi voluntad,  conocerá mi doctrina"  (Juan 7:17).

En  una   palabra,  cuando  hay  voluntad  sincera  y  dispuesta  en  el  corazón,  el Espíritu  Santo de  Dios  se  ocupa de  guiar  al  joven  cristiano.  Lee  estas otras promesas de  Dios:  "Yo soy Jehová Dios  tuyo,  que  te  enseña provechosamente, que  te  encamina por  el camino  que  debes seguir" (Isaías 48:  17).  ¿Qué es el verdadero amor? Hoy en día, por causa de las películas, por causa de las novelas pornográficas  y  por  ciertos aspectos  de   la  cultura  que   nos  rodea,  hay   una tremenda confusión. Yo diría que  la palabra amor  es una  de  las palabras más pervertidas del vocabulario  español.  La  palabra  amor   se ha  prostituido  como pocas en  nuestro vocabulario. La gente piensa hoy en  día  que  amor  es sinónimo de  sexo, y yo  quiero afirmar, de  una  vez por  todas, que  amor  y sexo no  Son sinónimos, no  significan lo mismo.  Amar  no  implica, de hecho, tener  relaciones sexuales, ni el tener  relaciones sexuales implica necesariamente que  haya amor. La Biblia  dice  que  debemos amar  a  todos.  La Biblia  dice  que  "Dios  es amor"  (1 Juan 4: 16). ¿Cual es la esencia del amor? Según la epístola a los Gálatas, en el capítulo 5,  la Biblia nos enseña que  el amor  es  servir, y que  la señal de  que amamos a alguien es que  servimos a esa persona. 

Nosotros leemos las palabras que  dicen:  " Servíos por  amor,  lo  unos a  los  otros" .  El  amor  se revela  en  el servicio. El amor es aquello que  me hace buscar el bien de la otra persona. Eso es amor.  ¿Quieres saber que  es el verdadero amor? Lee 1 Corintios capítulo 13. Allí tenemos un  Cántico al Amor. Es  un  cántico inspirado por  el Espíritu  de  Dios en Pablo, el Gran  Apóstol de la antigüedad. Dice: por ejemplo: "El amor  es sufrido, el amor  es benigno, el amor  no tiene envidia, el amor  no es jactancioso, el amor  no se envanece, el amor  no es indecoros0, el amor  no busca lo Suyo,  el amor  no se irrita, el amor  no guarda rencor,  el amor  no se goza  de la injusticia, se goza  de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree,  todo lo espera, todo lo soporta. El amor  nunca deja de ser".


AUTOR: Luis Palau

0 comentarios:

Publicar un comentario