SEXUALMENTE FIEL

Para que haya un hogar donde el amor, la confianza y fidelidad sean reales es necesario primero Conocerse, y conocerse antes de casarse.

GUÍA DE ACTIVIDADES PARA LOS ALUMNOS ESCUELA DOMINICAL

programa entretenido e inspirador dirigido a niños de 3 a 7 años. Cada episodio incluye una oración y historia bíblica ilustradas.

¿HAY JUICIO DESPUES DE LA MUERTE?>

¿Te has preguntado si vas a ser juzgado por tus acciones cuando mueras? .

PASTOREANDO EL CORAZÓN DEL NIÑO

Los padres de hoy están frustrados y confundidos. Los hijos no actúan como deberían y los padres no entienden por qué.

LIBRO DE JUEGOS PARA DINAMICAS CRISTIANAS

Este libro contiene aproximadamente 100 Formas de Animar grupos de jóvenes o adultos en las actividades de nuestra congregación.

¿CÓMO OBTENER LA SABIDURÍA?



como obtenerla

Comenzaremos haciendo la pregunta ¿Qué es la Sabiduría? Según el diccionario la sabiduría se entiende como el conocimiento solidó y profundo en ciencias, letras o artes.
De acuerdo con la anterior definición un individuo es calificado como sabio al ser un experto en una rama de la ciencia o en varias, esta es la visión del hombre con respecto a la sabiduría, sin embargo, Dios no llama a esto sabiduría.
Entonces, ¿Qué es la sabiduría para Dios? ¿Cómo es para Dios una persona sabia? Busquemos las respuestas a través de su palabra. Proverbios 1:7 “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza”.

El versículo anterior nos señala como obtener sabiduría, dice que el principio de la misma es el temor de Jehová, es decir, la base o fundamento sobre el cual se apoya la sabiduría es el temor de Jehová, la pregunta siguiente es ¿Qué es el temor de Jehová? Estas palabras se han prestado para mucha confusión se cree que el temor de Jehová es terror, miedo, y esto no es así, lo anterior se llama temor a Jehová (esto le ocurre a aquellos que no viven bajo la dirección de Dios) ese es otro asunto muy diferente al que estamos estudiando en este momento.

Humanamente el temor es una de las emociones más frecuentes que acecha al hombre, en todos los ámbitos de su vida, sin embargo, Dios no quiere que sus hijos le temamos, sino todo lo contrario que confiemos en Él, porque es nuestro escudo. San Juan 16:33 “estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicciones; pero confiad, yo he vencido al mundo. Proverbios 3:26  “Porque Jehová será tu confianza y el preservara tu pie de quedar preso”

Ya sabemos que temor de Jehová, no es miedo hacia Él, entonces, ¿Qué es el temor de Jehová? Proverbios 8: 13 “El temor de Jehová es aborrecer el mal: la soberbia y la arrogancia, el mal camino y la boca perversa aborrezco”
Con este versículo aclaramos que el temor de Jehová, se resume a tres palabras  aborrecer el mal, dice Jehová esto aborrezco, a Dios no le agrada para nada que hagamos el mal, y si a Él no le agrada ¿para qué hacerlo? Es ahí donde está la sabiduría,  no hagas o consientas lo que ha nuestro padre no le agrada (la soberbia y la arrogancia, el mal camino y la boca perversa) y serás una persona sabia.

La persona que hace todo lo que a Dios no le agrada, Él les llama necio, insensato, porque desprecian la sabiduría y las enseñanzas de Dios, y ¿Qué es necio, insensato para Dios?  El necio manifiesta perversidad moral, confía en sí mismo, multiplica palabras sin sentido, entre muchas otras acciones que llevan una persona a ser contraria a Dios.
Proverbios 1:29 “Por cuanto aborrecieron la sabiduría y no escogieron el temor de Jehová, ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda represión mía, comerán del fruto de su camino y serán hastiados de sus propios consejos”

Ahora ¿Cómo dejar de ser insensatos y entender el temor de Jehová, para hallar sabiduría? La palabra de Dios da la respuesta Claramente.
Proverbios 2:1-5 Hijo mío, si recibieres mis palabras y Guardares mis mandamientos dentro de ti, haciendo estar atento tu oído a la sabiduría, Y a la prudencia dieres tu voz; Si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoro, Entonces entenderás el temor de Jehová y hallaras el conocimiento de Dios Porque Jehová da la sabiduría.


Pasos para hallar sabiduría:
1. Recibe su palabra (acéptalo como tu salvador)
2. Guardar su mandamientos dentro de ti (cumple sus mandamientos de Corazón, no por obligación)
3. Tened atento tu oído (Él te habla en todo momento solo tienes que estar atento)
4. Da a la prudencia tu voz (No hables tu, deja que Dios te guíe en todo momento)
5. Busca y escudriña (busca de Dios y  encontraras, escudriña   y   lograras entender el propósito de Dios en tu vida)

Santiago 1:5-6 “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría pídala a Dios el cual da a todos abundantemente”.

Cuando logres cada uno  de los pasos anteriores, Dios te dirá “Hijo mío mereces sabiduría RECÍBELA” Ten cuidado en no confundir la sabiduría de Dios con la sabiduría del mundo.
1 Corintios 3:18 “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios…

BIBLIA PARA PC E-Sword


bilbia para pc


e-Sword es un potente programa, gratuito y completamente en Español que te permitirá tener en tu PC la Biblia en múltiples versiones, junto a cientos de comentarios bíblicos, mapas, referencias, concordancias etc..

Desde su primera versión en el año 2000, ha crecido continuamente en popularidad. Su interfaz de usuario está disponible en veintiún idiomas diferentes.

En esta ocasión os traemos la versión e-Sword 9 listo para su descarga, así como las Biblias y módulos de interés para tí.

Una forma fácil y efectiva de estudiar la Biblia, para líderes, jóvenes y pastores. E-Sword es un software que no puede faltar en tu PC.

¿QUE ENCONTRARÉ EN LA DESCARGA?

Biblias:

Reina Valera 1960 (RV60)
Nueva Reina Valera 1990 (RV90)
Nueva Reina Valera 2000 (RV2000)
Nueva Reina Valera 2004 (RV2004)
Nueva Versión Internacional
Nueva Versión Internacional 1999
Biblia Textual BTX
Biblia de Jerusalen 3ª edición
Biblia de las américas (LBLA)
Dios habla hoy (latinoamérica)
Biblia en lenguaje Sencillo
Biblia en griego, español interlineal
Biblia español griego interlineal Tischendorf
Biblia Latin (Vulgata)
Biblia latinoamericana 1995
Traducción al lenguaje actual
Septuaginta + Antiguo Testamento en Griego

Comentarios:

Nuevo comentario Bíblico Siglo XXI
Notas de la Nueva Versión Internacional
Comentario diario vivir
Comentario pelnitud
Comentario Biblia Textual
Comentario Bíblico mundo hispano
Comentario Bíblico Nueva Versión Internacional 1999
Comentario Reina Valera 1995
Notas críticas Biblia latinoamericana 1995
Notas Biblia de las américas
Notas Dios Habla Hoy

Diccionarios:

Dónde hallarlo en la Biblia
Barclay palabras griegas del nuevo testamento
Comentario bíblico siglo XXI
Concordancia
Diccionario Bíblico Adventista 2006
Diccionario bíblico arqueológico
Diccionario Bíblico pastoral
Diccionario de anécdotas e ilustraciones
Diccionarios Biblia de Jersusalen
Geografía bíblica
Índice del léxico griego del NT
Mujeres de la Biblia
Vocabulario latín-español

Mapas:

Mapas de usos y costumbres de las tierras bíblicas
Mapas clásicos de la Biblia
Mapas Ancient Mediterraneo
Atlas Bíblico 1
Mapas Biblia Thompson
Mapas de cronologías
Mapas Nueva Biblia de Jerusalen
Mapas Nueva Reina Valera 1995
Mapas Reina Valera Actualizada (RVA)
Mapas Atlas Strange

DESCARGA E INSTALACIÓN

La instalación se realiza en tres pasos:

  1. Descargar e Instalar el programa E-sword (No contiene ninguna Biblia)
  2. Instalar el parche de idioma "Español"
  3. Instalar las Biblias y módulos deseados (Incluidos en el archivo descargado)
  4.  El programa lo podremos descargar directamente a través de este enlace: http://adf.ly/nC5Q4

NOTA: 
  1. Si no sabes como realizar la descarga con éxito puedes guiarte a través de esta entrada pasos para realizar la descarga con Exito

ACTUALIZACIÓN.

También se puede actualizar a través del siguiente enlace.
http://www.e-sword.net/downloads.html

Para ver los pasos de instalación, pulsa aquí.

Para cambiar el entorno de inglés al español, pulsa aquí.

Para instalar biblias, diccionarios, comentarios y demás módulos en español, pulse aquí.

Los santos, las vírgenes, los amuletos, entre otros. ¿tienen poder?






Los santos, las vírgenes, los amuletos, entre otros. ¿tienen poder?



DE TODO UN POCO PARA CRISTIANOS: El creer en santos, vírgenes, amuletos, signos zodiacales, forma parte de una cultura, es decir, un conjunto de formas, modelos o patrones, y costumbres a través de los cuales una sociedad regula el comportamiento de las personas que la conforman.

Que opina Dios de esos patrones de conducta erróneos. Jeremías 10:2-5 No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva. Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder.Jeremías 10:6 No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío.

La palabra de Dios es clara ningunas de estas cosas tienen poder y mucho menos pueden hacerte daño si decides desecharlos, lo mejor que hay en esta tierra mientras vivimos es servirle al único y verdadero Dios que creo los cielos y la tierra y a nosotros, el sabe verdaderamente que necesitamos y sabe cual de nuestros deseos cumplir, nos proteje día a día porque su misericordia es grande y El es fiel a su palabra, cumple sus promesas. Pero es mas fácil creer y pedirle a estas cosas falsas porque muchas veces lo que pedimos no es correcto y sabemos que Dios no se agrada de lo que hacemos y pedimos. 

Jeremías 10:14 Todo hombre se embrutece, y le falta ciencia; se avergüenza de su ídolo todo fundidor, porque mentirosa es su obra de fundición, y no hay espíritu en ella.

Como puedo servir a Dios.



como servir a Dios
En la actualidad los seres humanos tenemos tantas prioridades (la escuela, la universidad, el trabajo, los hijos, comprar casa, un carro, entre otros) a medida que somos más adultos nuestras necesidades aumentan y vamos llenando y llenándonos de cosas vanas y podemos llegar a obtener todas las cosas físicas que se nos ocurran, sin embargo, nos sentimos vacíos y buscamos e inventamos la necesidad de nuevos objetos físicos y actividades que no nos llenan y es allí cuando decimos lo tengo todo y  me siento  vacío.. 

También está la otra cara de la moneda, personas que no tienen nada (nunca se han imaginado que pueden llegar a tener educación, casa, carro, empleo, darle lo mejor a sus hijos, entre otras cosas)  ellos también están vacíos de la misma manera que los anteriores, y dicen no tengo nada, y me siento vacío.

Ambas partes tienen algo en común, el VACIÓ en su Corazón. Todos sabemos que es lo que nos hace falta, pero nuestro orgullo e independencia no nos permite acudir al que puede llenar nuestro vacío,  bien sea porque buscamos un lugar especial o el tiempo preciso, pero hoy Dios te dice no hay lugar especial, ni tiempo preciso, el lugar está en tu CORAZON, “solo búscalo allí”, y el tiempo es AHORA (hoy podemos estar vivos y tal vez  mañana no). Sé que hay personas que anhelan servir a Dios pero no saben cómo.

Comienza por dejar que Cristo entre en tu corazón y saque todas las cosas vanas de la vida que nos impiden tener una verdadera relación con Él, y nos llene de su inmenso amor y misericordia, luego aparta un tiempo especial para Dios y habla con Él como si hablaras con un Amigo, dale gracias por todas las cosas buenas que él ha hecho en tu vida, y también por las cosas malas que han sucedido, te preguntaras ¿porque por las cosas malas? Para ti son cosas malas pero los caminos de Dios son inciertos para los hombres, todo lo sucedido y lo que sucede en tu vida es producto de tomar decisiones sin consultar ó tomar en cuenta si a Dios le agrada, pero Él siempre está allí buscando la manera de enderezar nuestros caminos y darle sentido y propósito a nuestra vida. 

Si verdaderamente tienes deseos de servir a Dios y entregarle tu vida a Él Solo debes primero que nada decirle “te acepto Cristo como mi salvador, reconozco que he pecado, límpiame con tu sangre”. No importa de qué religión, raza o credo perteneces o perteneciste, tampoco importa tu edad, forma de vestir, hablar o actuar, lo único que DIOS necesitas esta es tu corazón y el puede ayudarte a cambiar tu vida.


“DIOS TE AMA dejarlo entrar en tu CORAZÓN”

Nuestros deseos vs La voluntad de DIOS


Nuestros deseos vs La voluntad de DIOS

Toda persona tiene sus propios deseos y muchas veces son contrarios a la voluntad de Dios y creemos muchas veces que estamos haciendo o aceptando la voluntad de Dios, pero cuando sucede algo que no queríamos nos enojamos con Dios sin saberlo, esta situación es difícil porque no estamos de acuerdo con las decisiones que Dios a tomado, Jesucristo en el huerto de Getsemaní nos muestra que en su humanidad también sintio lo mismo pero actuó de forma diferente a nosotros veamos.MATEO 26:36-42 Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro. Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis  podido velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.
Jesús dijo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. él estaba muy triste y le dijo a el padre "si es posible" pero al ver que Dios no le dio respuesta positiva a su petición le dijo nuevamente, Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad. este es el mejor ejemplo de como aceptar la voluntad de Dios no debemos sentirnos mal por no querer vivir ciertas situaciones de perdida de vidas o material que nos causan tristeza, somo debemos aceptar y llorar si quieres llorar, gritar o sea cual sea tu reacción exterioricelo y luego toma nuevamente el control y dile señor hágase tu voluntad. "porque solo usted sabe que es lo correcto y lo mejor para mi"

Vestuarios en los tiempos de CRISTO

Vestidos y ornamentos

Los estilos de vestidos en las tierras occidentales sufren cambios constantemente. Por el contrario, en los países orientales, la manera de vestir actual es casi la misma de hace siglos. Hay un punto de vista prevaleciente en las tierras bíblicas, y es que está moralmente equivocado el cambiar cualquiera cosa antigua. Así el vestido predominante en Palestina en los tiempos modernos (excepto el de los judíos que han regresado a su tierra de varios países del globo) es tal como era en las épocas en que se escribió la Biblia.


vestuario en tiempo de cristo

LA ROPA INTERIOR: TUNICA O CAMISA

La túnica (impropiamente traducido "saco") era una camisa que se usaba junto al cuerpo. Se hacia de piel, tela de pelo, lana, lino, y en tiempos modernos usualmente de algodón. La forma más sencilla era sin mangas, y llegaba hasta la rodilla y algunas veces al tobillo. La gente "bien" la usaba con mangas y hasta el tobillo, tanto las mujeres como los hombres las usaban (véase Cant. 5:3), aun cuando sin duda había una diferencia de estilo y modelo en lo que ambos usaban. Entre las clases pobres, la túnica era la única prenda de vestir usada en verano. Las personas de más alta clase usan solamente la túnica en el interior de su casa, pero no la usaban sin llevar una vestidura encima cuando estaban fuera de casa, o cuando recibían alguna persona. El término "desnudo" en la Biblia, se usaba cuando el hombre vestía sólo la túnica (cf. Isa. 20:2-4; 1:8; Jn. 21:7). De la persona que iba vestida de esa manera escasa, se decía que iba "desnuda".

Por regla general los judíos en tiempo de Cristo al menos tenían un cambio de indumentaria. Un hombre era considerado pobre si tenía sólo un vestido. Juan el Bautista decía a los que le escuchaba "el que tiene dos túnicas, dé al que no tiene" (Luc. 3:11). Y Jesús envió a los Doce en misión evangelística y sanadora, les dijo que no llevaran dos ropas de vestir (Mat. 10:10).

La túnica que Jacob dio a José (Gen. 37:3) fue, según la Septuaginta y la Vulgata, según la traducción en español una "ropa diversos colores". Pero la expresión hebrea usada aquí es la misma que se usa para el vestido que usó Tamar, la hija del rey David, traducida en griego y latín como "un vestido con mangas" (Vea 2 Sam. 13:18). Por esta razón muchos de los eruditos bíblicos creen que la ropa de Jesús era una túnica larga con mangas: Las clases trabajadoras por lo regular usaban túnicas cortas, mientras que la aristocracia usaba túnicas largas con mangas también largas, era una distinción para José el usar la túnica de los aristócratas, sin embargo, algunos se inclinan a pensar que era un manto que usaba sobre la túnica.

El vestido de Jesús sobre el que los soldados echaron suertes, una túnica sin costura (Jn. 19:23). Siempre se ha hecho referencia a él como un manto, pero esto no es correcto porque no era su vestido exterior, sino su ropa interior. Desgraciadamente las tradiciones han sido responsables de esta idea errónea.

LA TUNICA EXTERIOR

En los tiempos bíblicos había una túnica más suelta y más larga, que algunas veces se usaba, pero no por la gente común. La Escritura indica su uso por los reyes (1 5am. 24:4), por los profetas (1 Sam. 28:14), por los nobles (Job 1:20), y algunas veces por los jóvenes (1 Sam. 2:19). Algunos eruditos bíblicos piensan que era un tercer vestido, es decir, aparte de la túnica acostumbrada y la capa exterior. Pero otros han pensado de esto como de un manto especial que se usaba sobre la túnica, y ésta puede haber tomado el lugar de la capa.

E L C I N T O

Si la túnica no se sujetaba con un cinto, podía estorbar, no permitiendo andar libremente, así es que siempre se usa un cinto cuando se sale del hogar para hacer cualquier jornada (véase 2 Reyes 4:29; Hech. 12:8). Hubo antes y hay actualmente dos clases de cintos. Uno era la variedad común, hecho de cuero, por lo regular de quince centímetros de ancho y equipado con broches. Esta era la clase de cinto usada por Elías (2 Reyes 1: 8), y por Juan el Bautista (Mat. 3:4). El otro es de una clase más costosa. Es de lino (véase Jeremías 13:1), aunque algunas veces era de seda o de material bordado. Es generalmente de ancho, como de una mano. El cinto sirve como una faltriquera donde se guarda dinero (2 Sam.18:11) y otras cosas que se necesitan (Marc. 6:8). El cinto se usaba para afianzar la espada de la persona a su cuerpo (1 5am. 25:13). Por eso el cinto era una parte muy necesaria en el vestuario del hombre.



En las Escrituras con frecuencia se hace un uso simbólico del cinto. Cuando Jesús dijo a sus discípulos: "Estén ceñidos vuestros lomos" (Luc. 12:35), es como si hubiese dicho: "Sed como hombres que tienen una gran carrera que hacer, recoged vuestras ropas, asegurándolas con el cinto; para que nada os impida vuestros pasos".

En lenguaje bíblico "estar ceñidos" quiere decir: estar listos a la acción" (cf. Sal. 18:39). El profeta Isaí habla de que será la justicia cinto de los lomos del Mesías cuando él gobierne el mundo (Isa. 11:5). Y Pablo describe la verdad como cinto del cristiano en su lucha con Satán (Ef. 6:14).

EL MANTO O LA CAPA

El vestido exterior que los aldeanos palestinos usan, es una larga que serviría a los occidentales de abrigo. Se fabrica de o pelo de cabra y algunas veces de algodón. Es de color café oscuro de diferentes tonos y con tiras blancuscas perpendiculares, como abrigo contra el viento y la lluvia, y como cobertor por las noches. Es un cuadro más o menos común el ver a un hombre andando en un día caluroso, llevando su pesada capa. Y si se le pregunta por qué la lleva, su contestación será, "Lo que resguarda del frío, resguarda también del calor".

Fue este vestido o capa exterior la que usó Elías para abrir aguas del río Jordán cruzándolo en seco con Eliseo. Luego, al transportado al cielo, su capa vino a ser propiedad de Eliseo (2 Reyes 2:8-13). Los tres jóvenes hebreos que fueron arrojados al horno ardiendo, estaban ataviados con sus mantos, así como de sus capas y otro vestido (Dan. 3:21).

La ley de Moisés contenía un mandamiento explícito acerca de este vestido exterior. Dice la Ley:

"Si tomares una prenda de vestido de tu prójimo, a la puesta del sol se la volverás: porque sólo aquello es su cubierta, es aquel el vestido para cubrir sus carnes, en el que ha de dormir: y que cuando él a mí clamare, yo entonces le oiré, porque soy misericordioso" (Ex. 22:26, 27).

La necesidad de este mandamiento se entiende fácilmente do se sabe cómo el manto se usaba por la noche. El acostarse por la noche es un asunto muy sencillo para los beduinos y labriegos. Esteras, alfombras o colchones se usan para acostarse, pero el huésped no provee nada. Cada persona provee lo propio que consiste en su manto. Estando su tejido muy apretado, es caliente, y si la persona duerme fuera en el campo, su abrigo lo resguarda aun de la lluvia

Es por causa de este vestido exterior, que es el abrigo del hombre por la noche, por lo que esta ley no permite a nadie tomarlo como prenda o garantía, porque ello le priva de conservarse en calor mientras duerme. Tal vestido, si se tomaba, tenía que ser devuelto antes de meterse el sol.

El conocimiento de esta ley y su propósito ayuda a entender algunas de las aseveraciones de Cristo. En una ocasión dijo: "y al te quitare la capa, ni aun el sayo le defiendas" (Luc. 6:29). Esta orden fácilmente se entiende porque el vestido exterior sería el que con más facilidad fuera tomado por un ladrón. Pero en otra ocasión también dijo: "Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa déjale también la capa" (Mat. 5:40). Un juzgado judío no consentiría que un vestido exterior le fuese quitado a manera de juicio por causa de la ley de Moisés a que se ha hecho referencia. Sin embargo, puede dictarse una sentencia sobre una ropa interior, tales casos Jesús recomendaba ir "1a segunda milla" dando también el vestido exterior.

Debido al tamaño del manto, éste servía para llevar varias cosas en él. El seno siempre se usaba para llevar granos o fruta. Jesús dijo: "Dad, y se os dará; medida buena, remecida, y rebosando darán en vuestro seno: porque con la medida con que midiereis, será vuelto a medir" (Luc. 6:38). Ruth pudo poner seis medidas de cebada en su manto (Ruth 3:15). Así es que el vestido de encima servía para muchas cosas útiles.

TURBANTE

Mucha atención al cuidado de su cabello prestaban los judíos en tiempos bíblicos. A las jóvenes les encantaba llevarlo grande y encrespado (Cant. 5:11), y se enorgullecían dc tenerlo grueso y abundante (2 Sam. 14:25, 26). Los hombres de edad mediana y los sacerdotes ocasionalmente se cortaban el pelo, pero muy poco. La calvicie era rara y se sospechaba que cuando la había, era propicia a la lepra. Por eso cuando los muchachos dijeron a Eliseo "¡Calvo ¡Calvo, sube!" (2 Reyes 2:23), usaban una maldición extrema, que el profeta siendo joven, posiblemente no estaba calvo. Los hombres no se cortaban la barba, sino que se la dejaban crecer bastante (2 Sam. 10:4, 5). La barba se la ungían con aceite con frecuencia.

Los judíos siempre usaban un turbante en público, porque en ciertas estaciones del año es peligroso en Palestina exponer la cabeza a los ardientes rayos del sol. Este turbante era hecho de material grueso y se pasaba varias veces en derredor de la cabeza. Eran algo parecidos a nuestros pañuelos y eran hechos de lino. Recientemente se fabrican de algodón. El patriarca Job y el profeta Isaías mencionan el uso de turbantes como tocado (Job 29:14; Isa. 3:23).

En lugar de turbante, los árabes de Palestina actualmente usan un velo en la cabeza que llaman kaffieh, el cual cuelga sobre parte de su vestido.

S A N DA L I A S

Los zapatos usados por la mayoría en tiempos del Nuevo Testamento eran sin duda lo que nosotros llamaríamos sandalias. Estas consistían de una suela de madera o de cuero, que se aseguraban a los pies con correas de cuero. Algunas personas usaban algo que se asemejaba a los zapatos occidentales. Con ellos el pie estaba completamente cubierto, o sólo los pulgares quedaban de fuera. Tales zapatos se consideraban como una voluptuosidad, porque las referencias bíblicas al calzado indican el uso universal de las sandalias.

En el Antiguo Testamento con frecuencia se hace mención de las sandalias. El profeta Amós dijo: "porque vendieron por dinero al justo, y al pobre por un par de zapatos" (Amós 2:6). Abrahán habló de las correas de las sandalias (Gen. 14:23). Las referencias del Nuevo Testamento a las sandalias son muchas. El ángel dijo a Pedro "Cíñete y átate tus sandalias" (Hech. 12:8). Y Juan el Bautista se refiere a la agujeta o correa de las sandalias del Mesías (Marc. 1:7).

DIFERENCIA ENTRE EL VESTIDO DE LA MUJER Y DEL HOMBRE
DIFERENCIA ENTRE EL VESTIDO DE LA MUJER Y DEL HOMBRE

La ley de Moisés prohibía al hombre usar vestido de mujer, y la mujer usar el vestido del hombre (Deut. 22:5). Entre los árabes beduinos de Palestina hay un gran cuidado en que cualquier no imite la manera de vestir del otro. Un día un viajero descubrió a un hombre que se había puesto un vestido de mujer para hacer un trabajo pesado. Había sido alquilado para ser guía, pero tenía mucho cuidado de que ninguno de sus paisanos lo viera con traje mujer, y se escabullía tan pronto como podía para ponerse las ropas de hombre.

La diferencia entre el vestido del hombre y el de la mujer se debe notar cuidadosamente. El vestido de la mujer se diferenciaba más del detalle que en clase. Debemos suponer que en cada caso sus vestidos eran un poco más bien acabados. Sin duda que las túnicas eran más largas, capas más largas, que la generalidad. Y si así lo hacían, puede decirse que tenía todo el derecho para ello, porque ellas sólo hacían sus propios vestidos, sino también los de sus señores.

El velo era la característica distintiva del vestido de la mujer. Todas las mujeres, con excepción de las criadas y mujeres de baja condición de vida, usaban el velo. Las mujeres, por lo general nunca se lo quitaban, a menos que estuvieran en presencia de los sirvientes y en muy raras ocasiones. Esta costumbre ha prevalecido entre los orientales hasta la época moderna. Cuando viajan, las mujeres echan hacia atrás el velo sobre la parte trasera de la cabeza, pero si ven que se aproxima un hombre, lo vuelven a su posición original. Así Rebeca, cuando vio que Isaac se aproximaba a su camello en la caravana, se cubrió la cara con el velo (Gen. 24:64, 65). Cuando la mujer está en su casa, no habla a un huésped sin antes ponerse el velo y en la presencia de doncellas. No entran en la cámara del huésped; más bien, permanecen de pie a la puerta, haciendo saber al sirviente lo que desean (véase 2 Reyes 4:12, 13). Es conveniente recordar que las prostitutas no usan velo. Hoy, como en tiempos antiguos, tanto las vírgenes como las mujeres casadas pueden verse llevando el velo en las tierras bíblicas. Las costumbres antiguas no se observan estrictamente por algunas mujeres musulmanas, porque actualmente van sin velo.

Aun cuando la costumbre era que las mujeres usaran un velo que cubriera completamente la cabeza, cuando estaban en público, esta costumbre no se guardaba estrictamente entre las mujeres hebreas. Se les daba más libertad que la que se permitía a las mujeres árabes.

Los egipcios vieron el rostro de Sara (Gen. 12:14). Cuando estaba orando, Elí "vio moverse su boca" (1 Sam. 1:12). Cuando una mujer se bajaba el velo, estaba estrictamente prohibido a cualquier persona levantárselo, pero ella estaba en libertad para hacerlo si así lo deseaba. Jesús dijo: "Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón" (Mat. 5) La Escritura indica que las mujeres algunas veces exponían su a la vista. Las solteras eran siempre más idóneas para cubrirse el velo que las mujeres casadas.

La cofia de las bethlehemitas tiene bastante interés y nos da sobre las costumbres bíblicas. Constaba de dos partes. Primero había lo que podía llamarse una cachucha alta en cuyo frente cosían hileras de moneda de oro o de plata. Tenía que ser una honrosa circunstancia la que le hiciera compartir con alguien sus monedas. Si ella perdía una de ellas, quería decir que se atraería a mal por la pérdida, y se consideraba como una gran vergüenza, pues, la mujer de quien Jesús nos habla en Lucas 15:8.10, sólo había perdido una dracma que podía usarse para adquirir algunos artículos, sino que había perdido una parte de lo que su ornamento y que era también su dote. Se hacían reflexiones sobre su carácter. Segundo, estaba el velo que era una pieza grande quizá dos metros y como de uno y fracción de ancho. Se ponía sobre la cachucha de una manera que cubriera toda la cofia, con excepción de las monedas. La mayor parte de estos velos se fabricaba de lino grueso blanco. Algunos son bordados, mientras que están completamente cubiertos con trabajo de aguja.

O R N A M E N T O S

Como regla general, los judíos no favorecían la extravagancia en el vestido, y había pocos adornos en ellos ornamentos.. Algunos hombres llevaban un anillo en su mano derecha, o suspendido del cuello con un cordón o cadena. En aquel tiempo ésta era una sortija con sello, y servia como la firma de la persona de su dueño, y por lo tanto no era usado como ornamento. (Para ejemplos de anillos en la Escritura, véase Gen. 38.18, Cant. 8.6, Luc. 15:22, etc.).

Entre las mujeres había más deseo de adornarse que en los hombres. Pedro y Pablo condenaron el encrespamiento exagerado del cabello en la mujer (1 Ped. 3:3; 1 Tim. 2:9), y el uso de ornamentos posiblemente entraba en la costumbre. Los aretes en su tiempo eran usados por la familia de Jacob (Gen. 35:4). Los zarcillos de oro de las mujeres israelitas contribuyeron para que Aarón hiciese el becerro de oro (Ex. 32:2). Estos zarcillos como se usan ahora en el Oriente tienen como principales patrones los que son en forma de bolas, pendientes largos, formas semicirculares o discos. En nombre de su amo, el siervo de Abrahán llevaba dos brazaletes listos para regalarle a Rebeca (Gen. 24:22). En años recientes éstos se hacían de oro, plata o vidrio de color. En el tercer capitulo de la profecía de Isaías, hace una lista de muchos de los ornamentos femeninos. A collares y pendientes se hacia alusión en Isaías 3:19. Ahora toman la forma de bolas, cuadros, o cilindros huecos. Las tobilleras que ahora tienen campanas y discos adheridos, también se mencionan en este capítulo (Isa. 3:19). Actualmente son usados por las mujeres de los beduinos. Los joyeles de las narices que usan estas mujeres forman parte de la lista que hace Isaías de los ornamentos femeninos (Isa. 3:21). Los amuletos se usaban en tiempos de Isaías (Isa. 3:20), y aún se usan en el Oriente como un hechizo para proteger a la persona de varias clases de males.

VESTIDOS ESPECIALES DE LOS FARISEOS

Los fariseos en su vestido religioso, usaban dos artículos de vestido, los que usaban otros judíos y lo enfatizaron de una manera especial que llegó a ser su vestido distintivo. Uno de estos era la filatería. Consistía en una pequeña caja de metal, o tiras de pergamino que se aseguraban en las manos o en la frente por medio de ellas. Esta contenía pasajes de la Escritura que se referían a la Pascua y a la redención del primogénito de Egipto. Esta costumbre basaba en ciertas prevenciones (Ex.13:9, 16). Los judíos aún ponen en sus brazos y en sus frentes.

El otro rasgo característico especial del vestido de los eran las franjas azules puestas en las esquinas del manto, como mandaba la ley mosaica (Núm. 15:37, 38; Deut. 22:12). Los judíos usaban sus filacterias anchas, y franjas largas (Mat. 23:5). Fue por el orgulloso uso de estas cosas sin una apreciación de su valor, Jesús los condenó severamente.

EL VESTIDO DE CRISTO

¿Cómo se vestía el Señor Jesucristo? Los artistas famosos han hecho un retrato famoso de El para nosotros, no siempre nos a dado una idea exacta. Un escritor del siglo pasado ha tratado de describir su vestido. Merece un cuidadoso estudio.

"El debe haber usado siempre sobre su cabeza el turbante, el tocado nacional usado tanto por ricos como por pobres... El turbante que El usaba era blanco probablemente, asegurado bajo su mentón por un cordón y por los lados caía sobre los hombros y sobre su túnica, su turbante llevaba su cabello largo, y su barba sin rasurar. Su túnica el vestido interior, era de una pieza y sin costura; por lo mismo era de algún valor, y probablemente le había sido obsequiada por alguna de las mujeres que le "ministraban de sustancias". Sobre ésta llevaba el manto suelto y flotando. Este manto no era blanco, pero se ha dicho que emblanqueció durante la transfiguración. No era rojo, porque era el color militar; probablemente era azul, porque el azul era entonces común; o bien, pudo haber sido simplemente blanco con rayas cafés. En cualesquiera caso, Jesús tenía en las cuatro esquinas de su manto, las franjas... El usó sandalias en sus pies, como lo sabemos por Juan el Bautista; y cuando viajaba de un lugar en lugar, sin duda llevaba un cinto en derredor de su cintura, llevando un bastón en su mano."

Información dada por: http://www.seminarioabierto.com/tiempos15.htm

Libro En Honor Al Espiritu Santo por Cash Luna


en honor al espiritu santo

Hoy en "Libros cristianos para descargar" les traigo un libro muy interesante para leer en su tablet, android o Pc, este es el Libro En honor al Espiritu Santo Por Cash Luna.

El Autor basa el contenido del presente libro en su total experiencia personal, a partir de ella imparte una profunda enseñanza sobre el Poder del Espíritu Santo y cómo obra en la vida del creyente.

No existe ninguna otra publicación impresa que relate su experiencia con la unción y la forma que esta le hizo crecer como persona, Pastor y Lider de una Iglesia de más de 20.000 mil miembros en Guatemala.

La obra fue escrita con una estructura y lenguaje amigable que le hacen accesible a todo lector que desee conocer al Espíritu Santo y su Unción, sin importar su denominación religiosa, su nivel teológico o compromiso con la Congregacion.





LIBROS Y DINAMICAS CRISTIANAS: Dinámica;GESTO PARANOICO

gesto paranoico

GESTO PARANOICO (dinámicas para jóvenes cristianos)
DEFINICIÓN
Crear e imitar gestos. Cada persona tiene que decir su nombre y a continuación hacer un gesto. A continuación el siguiente tiene que decir como se llamaba al anterior, y repetir su gesto. Él también dice su nombre y realizar un gesto distinto y así sucesivamente hasta la última persona. El último tiene que decir desde el primero, los nombres de cada persona y sus gestos.
OBJETIVOS
Conocer a los demás miembros del grupo. Desarrollar la memoria, tanto oral como gestual
Aprender a respetar el turno y a escuchar.
PARTICIPANTES
Mientras más componentes participen, más divertido y difícil. La edad es a partir de 4 años
CONSIGNAS DE PARTIDA
Hay que respetar el orden. Debemos repetir el nombre y gesto de todos los anteriores y añadir el nuestro. Tenemos que intentar no repetir y ser originales.
DESARROLLO
Se colocan en círculo, con cierta separación unos de otros y a ser posible, de pie. El primero dice su nombre y hace un gesto y el siguiente debe repetirlos ambos y añadir su nombre y su gesto. El tercero repetirá el nombre y gesto de los dos anteriores y añadirá el suyo.
EVALUACIÓN
Bastará con que se vayan repitiendo los nombres y gestos, aunque sea con ayuda de los compañeros
VARIANTE
Todo el grupo en círculo. Una persona comienza diciendo su nombre acompañado de un gesto, saltos, saludo, baile, etc. y todos lo repiten, así sucesivamente hasta que todos han dicho su nombre con su gesto y todo el grupo lo ha ido repitiendo.

¿CÓMO ES EL AMOR?

como es el amor


Centenares de cartas y preguntas personales giran en torno a esta pregunta: “¿Cómo puedo distinguir el verdadero amor? ¿Cómo puedo estar seguro de que los sentimientos hacia mi novia son amor verdadero? ¿Cómo podré estar seguro de que este amor debe culmlnar en matrimonio?”

Al amor no se le puede analizar científicamente. He leído mil definiciones del amor y ninguna me satisface. Sin embargo sabemos que “Dios es amor” (1 Juan 4:8). En uno de los grandes capítulos de la Biblia (1 Corintios 13) encontramos un maravilloso cántico al amor, donde no se lo define pero se lo describe:

“El amor es paciente, es servicial; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se engríe; no hace nada indecoroso, no busca su propio interés, no se irrita, no toma en cuenta el mal; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no caduca jamás. (v.v. 4-8) 

Autor: Luis Palau

Estudios Biblicos Cristianos (como comenzar)


como comenzar

Hola, hoy quiero hablar un poco sobre los estudios bíblicos cristianos, si te encuentras leyendo este pots seguro es porque te siente motivado a comenzar a estudiar la palabra de Dios, y tal vez has comenzado y los haz abandonado y hoy quieras comenzar de nuevo, bueno la idea que quiero transmitir es que vuelvas a comenzar no importa cuantas veces lo hagas, el fin es no abandonar. Hace algun tiempo me encontré con un articulo muy motivador y quiero compartirlo contigo. lee a continuación con atención.

 El 2 de diciembre de 1947, en un pequeño poblado llamado El Limoncito, Estado de Jalisco (México) falleció un humilde creyente indígena llamado "el hermano Silverio". Dos meses antes, durante las reuniones anuales de la Asociación Bautista de la región, había testificado de su fe en el Señor mediante el bautismo. Al regresar a casa cayó enfermo, y a pesar de la gravedad de su caso, fue hecho objeto de una dura persecución. Las autoridades agrarias del lugar fueron a verlo con la amenaza de que si no dejaba su nueva religión le cancelarían su derecho a la parcela de tierra que sembraba. En presencia de la comitiva y de sus propios hijos el hermano Silverio pidió a su esposa que le trajera la Biblia. Con el sagrado libro en la mano le dijo: "Aquí está tu parcela, tu herencia y la de mis hijos. A nadie se la entregues. Léela mucho." Y con voz entrecortada pidió que cantaran su himno favorito. Les acompañó en cuatro palabras solamente y luego entregó su espíritu en la más dulce quietud.

Semejante aprecio por la Biblia, aunque no sea expresado siempre en forma tan dramática, es el sentimiento común de los hijos de Dios. Sabemos que "toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto (apto, capaz), enteramente preparado para toda buena obra" (2 Timoteo 3:16, 17). Y en ocasiones hasta compartimos el sentir del Salmista y decimos: "¡Cuan dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca" (Salmo 119:103).

Pero si somos honrados, tenemos que confesar que hay ocasiones también cuando leemos las Escrituras más bien por un sentido de deber que por el espontáneo deseo de hacerlo. Y aunque sabemos que nuestras lecturas bíblicas debieran traernos bendición, a veces cerramos el Libro con cierto sentido de decepción. Estamos convencidos de que "esto no debe ser así", pero ¿cómo podemos lograr que nuestro estudio bíblico personal sea siempre fructífero?

En las páginas que siguen nos proponemos contestar esta pregunta. Nos basaremos tanto en la experiencia propia como en el testimonio de otros hermanos que han luchado con el problema, sintetizando todo lo que tenemos que decir en cinco sugerencias prácticas.

I. LEA LA BIBLIA EN BUSCA DE ALIMENTO ESPIRITUAL

Algunos hermanos se deleitan en hacer alarde de sus "conocimientos bíblicos", pero éstos resultan ser de escaso provecho espiritual. Consisten en el aprendizaje de los detalles mecánicos de la Escritura y en una familiaridad amplia con sus datos curiosos. Por supuesto, debemos conocer los nombres de los sesenta y seis libros de la Biblia y saber el orden en que aparecen. Vale la pena saber que Marcos no era uno de los doce apóstoles y que Dan y Beerseba no fueron marido y mujer. Además, es interesante saber que el capítulo más largo de la Biblia es el Salmo 119 y que el más breve es el Salmo 117. Pero puede uno saber todo esto y mucho más sin que su vida diaria dé evidencia de una íntima comunión con Cristo.

Otros,  leen buscando siempre algo con qué combatir las opiniones ajenas. No cabe duda de que la polémica tiene su lugar y que cada creyente debe saber defenderse de los estragos del error. No obstante esto, el propósito principal con que damos lectura a la Palabra de Dios debe ser el de buscar pan y no piedras.

Ahora bien, si vamos a obtener de la Biblia nuestro alimento espiritual, tendremos que leerla con regularidad. He oído decir que un perro puede sobrevivir sin comida por 20 días, una tortuga por 500 días y cierta especie de pez por 1000 días. ¡Pero no debemos aspirar a ser cristianos tipo perro, tortuga o pez! Más bien debemos recordar la práctica de Israel de recoger el maná cada día (Éxodo, capítulo 16) y arreglar nuestro horario de tal manera que podamos seguir su ejemplo.

"Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré" (Salmo 5:3). Sin duda la mañana es el mejor tiempo para nuestra cita diaria con Dios porque entonces nuestra mente está más despejada. El lugar debe ser el sitio más tranquilo de que podamos disponer. Pero sea dónde y cuándo sea, lo importante es que se establezca el hábito de tomar tiempo cada día para leer la Biblia y orar.

Pero es posible leer la Biblia con regularidad y todavía no obtener mucho alimento espiritual. La mayoría de nosotros somos algo perezosos, y si no tomamos medidas adecuadas, nuestra lectura tiende a degenerar en una simple rutina. El remedio está en la práctica de leer con propósito, acercándonos a la porción escogida en busca de información específica. En seguida se enumeran diez preguntas que debemos hacernos cada vez que leemos un pasaje bíblico:

1. ¿Cuál es el tema general de este pasaje?

2. ¿Cuál es la lección principal que el pasaje enseña?

3. ¿Cuál es, para mí, el versículo más inspirador en este pasaje?

4. ¿Qué enseña este pasaje acerca de Dios?

5. ¿Encuentro en  el pasaje algún ejemplo que debo seguir?

6. ¿Señala el pasaje algún pecado que yo debo confesar?

7. ¿Hallo en este  pasaje  algún  error que debo evitar?

8. ¿Presenta el pasaje algún deber que necesito cumplir?

9. ¿Contiene el pasaje alguna promesa que debo reclamar?

10. ¿Consigna el pasaje alguna oración que debo hacer mía?

No quiero decir que en todo pasaje bíblico que leamos habremos de encontrar una respuesta para cada una de estas diez preguntas. Pero el hecho de estar pendientes de hallar algo relacionado con todas ellas nos ayuda a mantenernos más alertas.

Además, esta manera de leer tiene la grandísima ventaja de que nos obliga a descubrir en la Biblia un mensaje personal. No podemos leer así sin  darnos  cuenta de que Dios  está hablando a nuestro propio corazón. Y esto nos mueve a obedecer, pues Cristo ha dicho: "Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis" (Juan 13:17). Y cuando obedecemos, recibimos mayores manifestaciones de la gracia de Dios, porque en otro lugar el Señor declaró que "el que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él" (Juan 14:21).

II. MARQUE SU BIBLIA

Es una reverencia mal entendida la que no le permita hacer anotaciones en los márgenes de las páginas de su Biblia o subrayar pasajes que para usted son de importancia especial.

En mi propia Biblia tengo subrayado el Salmo 112:7 y al margen esta breve anotación. Esto basta para recordarme cómo Dios usó este pasaje la noche del 16 de octubre de 1968 para traerme una bendición especial. 

Además de hacer anotaciones marginales, otra manera provechosa de marcar la Biblia es mediante el uso de lápices de distintos colores. Se le asigna a cada color un tema, y cuando se encuen­tra un pasaje que habla de este tema, se le subraya con el color correspondiente. Durante varios años el que esto escribe ha seguido tal costumbre con provecho positivo.

El interés y la necesidad personales dictarán el significado que uno asigne a los colores. Simple­mente por vía de ilustración les indicaré mi propio plan. Uso lápices de siete colores, relacionando cada color con un tema como sigue: (1) rojo - la sangre; (2) azul - la oración; (3) amarillo - el Espíritu Santo; (4) anaranjado - la iglesia; (5) verde - el Reino de Dios; (6) castaño - el pecado y sus consecuencias; y (7) violeta - los advenimientos de Cristo: las profecías tanto de su primera como de su segunda venida en el Antiguo Testamento y las promesas de su segunda venida en el Nuevo.

Este sistema de subrayar pasajes con lápices de color aporta un beneficio doble. En primer lugar, el hecho de estar siempre pendiente de encontrar pasajes que traten los siete temas aguza la atención y hace que uno se fije más en lo que está leyendo. En segundo lugar, después de que uno ha subrayado un pasaje con un color determinado, es mucho más fácil volverlo a localizar cuando lo necesite con urgencia.

Antes de abandonar este punto, cabe una palabra de orientación práctica. Las anotaciones marginales deberán hacerse o con un bolígrafo de punta fina o con una pluma especial para tinta china. Las tintas ordinarias se extienden y echan a perder el papel, por fino que éste sea. Si desean subrayar con colores, es necesario usar lápices que no sean tan duros que rompan el papel o tan suaves que pronto pierdan su punta.

III. APRENDA DE MEMORIA PASAJES SELECTOS

Esto no es tan difícil como algunas personas se lo imaginan. La mente humana tiene una maravillosa capacidad para la retención siempre y cuando se siga un procedimiento adecuado para aprender.

Póngase la tarea de aprender cuando menos un nuevo texto cada semana. Para principiar, escoja un texto relativamente breve. Habiendo escogido el texto, divídalo en sus partes naturales (éstas son indicadas por los signos de puntuación) y vaya por partes. Lea la primera parte del texto varias veces, procurando repetirlo de memoria después de cada lectura. Siga haciendo esto hasta que logre repetir esta parte del texto completa­mente en forma correcta. Pase luego a la parte siguiente, leyéndola y repitiéndola hasta aprenderla bien. Luego repita las dos partes juntas antes de proceder al aprendizaje de lo que reste. Siga este procedimiento hasta poder repetir al pie de la letra el texto entero, juntamente con su respectiva referencia. Cuando lo pueda repetir todo, entonces escríbalo para fijarlo todavía mejor en la mente. A la siguiente semana, antes de iniciar el aprendizaje de un texto nuevo, repase bien el texto que ya tiene aprendido y luego proceda con el nuevo como lo hizo con el primero. A la tercera semana, repase los dos textos ya aprendidos antes de empezar con el siguiente. De esta manera, en un año se habrá aprendido un mínimo de cincuenta y dos pasajes selectos de la Biblia.

La repetición pausada de pasajes bíblicos que sabemos de memoria no sólo puede curar nuestro insomnio, sino —como lo comprobó el mismo Señor Jesús (Mat. 4:4, 7, 10) nos proporciona las armas con que derrotar a Satanás en la hora de la tentación. Pero tal vez el beneficio más importante de todos es que nos ayuda a meditar. Y esto nos trae a nuestra siguiente consideración.

IV. MEDITE LO QUE LEE

La meditación ha sido llamada "digestión espiritual". Es el proceso mediante el cual el significado de nuestras lecturas (o de nuestra observación) es asimilado y convertido en fibra moral y espiritual. Algunos pasajes que inculcan este deber, que señalan las esferas de su operación y que ensalzan sus beneficios son: Josué 1:8; Salmo 1:2, 3; 19:14; 104:34; 145:5; Hageo 1:5, 7; Lucas 2:19.

En relación con esto, parece que nuestro prin­cipal problema es que no sabemos meditar. Vivimos vidas tan agitadas que nos es sumamente difícil disfrutar de la calma necesaria para reflexionar. Hemos llegado a pensar que la meditación es un lujo en vez de un artículo de primera necesidad.

Pero hay cuando menos dos cosas que pode­mos hacer para remediar esta situación. La primera es aprovechar los paréntesis que se abren en nuestra rutina diaria para repasar detenidamente los pasajes bíblicos que nos hemos apren­dido de memoria. Tales paréntesis son los momentos que pasamos en los transportes urbanos, los ratos  que  nos  hace  esperar el  amigo con  quien tenemos una cita, el tiempo que gastamos haciendo cola para pagar una cuenta o para cobrar un documento, o aun los instantes que nos hace demorar el cambio de luces de un semáforo. Demos gracias a Dios por estos paréntesis (1 Tes. 5:18; Ef. 5:20) y gocémonos en el refrigerio espiritual que nos pueden proporcionar —si es que los aprovechamos de la manera indicada.

Aún más importante, sin embargo, sería que aprendiéramos a combinar la meditación con nuestro estudio diario de la Palabra de Dios. Esto limitaría la extensión del pasaje que podríamos estudiar, pero nos permitiría profundizar mucho más en su significado. Como ejemplo tomemos a Marcos 2:1-12, la historia del paralítico sanado por Jesús. Después de leer cada unidad de pensamiento, detengámonos para meditar. El resultado podría ser como sigue.

Primera unidad de pensamiento: "Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa."

Meditación: Señor, cuando llegaste a aquella casa la gente se dio cuenta de que estabas allí. ¿Se darán cuenta de que estás aquí en esta casa donde vivimos mi familia y yo? Perdónanos la debilidad de nuestro testimonio. Date a conocer, Señor, por medio de nuestro hogar.

Segunda unidad de pensamiento: "E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra."

Meditación: ¡Qué atrayente es la presencia de Jesús! Señor, manifiesta tu presencia en nuestra iglesia para que las bancas no sigan tan vacías. Y da a nuestro pastor un verdadero mensaje de tu Palabra para satisfacer las necesidades de los que asistan. Tercera unidad de pensamiento: "entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro."

Meditación: ¡Qué ejemplo tan inspirador el de aquellos cuatro hombres! Se compadecieron de la condición de su amigo paralizado y combinaron sus fuerzas para llevarlo a Jesús. ¡Oh, Espíritu Divino que moras en mi corazón, concédeme una porción más grande del amor de Dios para que yo también me compadezca de los perdidos que me rodean! Te doy gracias por mis hermanos que ya sienten esta compasión, y te prometo unirme con ellos en un esfuerzo común por llevar estas almas a Jesús. Cuarta unidad de pensamiento: "Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico." Meditación: ¡Qué persistencia tan admirable! Señor, perdóname las veces que me he desanimado a causa de los impedimentos con que he tropezado. Dame esta misma persistencia para que sea firme y constante, creciendo siempre en la obra tuya. Quinta unidad de pensamiento: "Al ver Jesús la fe de ellos. . ."

Meditación: Señor, como viste la fe de aquellos cinco hombres, ves también la mía. Sabes que a veces vacila.

Como el padre del muchacho endemoniado tengo que orar: "Creo, Señor, ayuda mi incredulidad." Sexta unidad de pensamiento: "Dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados." Meditación: La necesidad física del paralítico era patente para todos, pero para Cristo era aún más patente su necesidad espiritual. ¡Más que la salud de su cuerpo le hacía falta el perdón de sus pecados! ¡Oh, Cristo, ayúdame a tener siempre presente que la nece­sidad más grande de las personas con quienes yo tengo que tratar es precisamente ésta: el perdón de sus pecados!

Séptima unidad de pensamiento: "Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?" Meditación: ¡Pobres escribas! Cegados por sus prejuicios, no podían comprender que estaban en la presencia de Dios hecho Hombre. Padre amoroso, líbrame de los prejuicios. No permitas que mis ideas preconcebidas me cieguen a la verdad. Dame siempre un corazón abierto para ti.

Octava unidad de pensamiento: "Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones?"

Meditación: Te alabo, Cristo, por tu perfecto conocimiento del corazón humano. Yo no me conozco a mí mismo, pero tú me conoces todo. Por tanto, me llego a ti para orar como el Salmista: "Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;  pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno."

Novena unidad de pensamiento: "¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?" Meditación: Claro está que lo más fácil era lo primero, porque esto estaba en la esfera de lo invisible, mientras que lo segundo estaba en la esfera de lo observable.

Décima unidad de pensamiento: "Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados. . ."

Meditación: Aquí Cristo indica que quería que supieran que él tenía potestad (autoridad) en la tierra de perdonar pecados. Y puesto que sólo Dios puede perdonar pecados, esto significa que Cristo quería que supieran que él es Dios. ¡Oh Cristo, tú sí eres mi Dios y mi Señor!

Undécima unidad de pensamiento: "(Dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos."

Meditación: Cristo demostró que tenía autoridad para perdonar pecados por el milagro de sanar al paralítico. En otras palabras, la evidencia de la reali­dad del perdón era un cambio visible obrado en la vida del hombre perdonado. Así es siempre. ¡El hombre perdonado es un hombre visiblemente cambiado! Duodécima unidad de pensamiento: "De manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa."

Meditación: Yo también te glorifico, oh Dios, por las vidas cambiadas que he visto —pruebas irrefutables de tu amor y gran poder. Y te pido que nos dejes ver más de esta gloria tuya. Concédenos un movimiento evangelístico que cambie multitudes de vidas, para que una vez más la gente se asombre y te reconozca como el Dios viviente y único Salvador.

En el ejemplo dado arriba se observa que cada unidad de pensamiento es analizada. Luego, con la excepción de la novena unidad, el análisis conduce a una aplicación práctica. En la mayoría de los casos la aplicación se hace a la vida personal del lector. En un caso, sin embargo (la segunda uni­dad), la aplicación es para la congregación de la cual el lector es miembro. Y en las últimas dos unidades la aplicación es general, para todo el pueblo de Dios.

Las aplicaciones generalmente se expresan en forma de oraciones, y en éstas Dios es invocado a veces como Padre, a veces como Hijo y otras como Espíritu Santo. Además, las plegarias contienen todos los elementos de la oración cristiana: alabanza, acción de gracias, confesión, intercesión y petición.

No quiero dejar la impresión de que es nece­sario que uno siempre formule sus meditaciones por escrito. Por regla general no habrá tiempo para tanto. La idea es más bien la de insistir en el cultivo habitual de la práctica de analizar lo que leemos en la Biblia y de aplicar las verdades así descubiertas a nuestra propia vida por medio de la oración. Si así lo hacemos, no tardaremos en compartir la experiencia del profeta Jeremías: "Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón" (Jer. 15:16).

V. ESTUDÍE LA BIBLIA DE ACUERDO A UN PLAN

Las cosas hechas a trochemoche no suelen salir muy bien. Aunque de vez en cuando escuchamos el testimonio de algún hermano que asegura haber encontrado el preciso mensaje que necesitaba por el sencillo procedimiento de abrir la Biblia al azar y leer lo primero que captó su atención, tenemos que insistir en que tales experiencias son poco comunes. Ocasionalmente encontramos una moneda tirada en la calle. Pero ninguno de nosotros se atrevería a sufragar los gas­tos de su casa sobre la base de lo que pudiera así hallar. Preferimos buscar un empleo que tenga un plan definido de pagos.

¿Es deber de todo cristiano predicar la palabra de DIOS?



es deber predicar la palabra de Dios

Muchos cristianos  piensan que los ministros de Dios como: pastores, sacerdotes, catequistas, misioneros, apóstoles, discípulos, evangelistas, profetas, entre muchos otros, son los únicos encargados de predicar la palabra de Dios.

¿Será cierto que todos los cristianos debemos predicar la palabra de Dios a nuestros semejantes? tratemos de responder a esa pregunta a través de la palabra de Nuestro Dios (Biblia). 
Existen dos tipos de cristianos los activos, y los pasivos.

1. Los activos: Son aquellos que comparten la palabra de Dios y sus experiencias vividas en Cristo con otras personas.
2. Los pasivos: Son aquellos que reciben la palabra y no la comparten con nadie y mucho menos testifican lo que Dios ha hecho en sus vidas.

La gran mayoría de los cristianos piensan que no es necesario hablarles a los demás de Dios, que esto es solo trabajo de los ministros. Veamos que dijo Jesús.
San mateo 11:35-38 “Recorriendo Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al señor de la mies, que envíe obreros a su mies”. 

Es importante resaltar dos cosas; la mies es mucha y los obreros pocos, es decir, no es suficiente con los ministros solamente, sino que es necesario pedir a Jehová (Señor de la mies), mas obreros (cristianos dispuestos) para recoger la mies o cosecha (pueblo que necesita recibir a Jesús como su salvador).

Ahora ¿Cual es la función de los obreros dispuestos a recoger la mies? Jesús dijo: Mateo 10:7 “y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”. 

Debes dar a tus semejantes lo que por gracias de Dios has recibido, para esto debes primeramente CREER… y podrás ser un obrero de la mies de Jehová.
Juan 14:12 “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al padre. Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre, lo haré, para que el padre sea glorificado en el hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”. 

Muchas veces en la euforia del momento nos dirigimos a unas cuantas personas y le hablamos de las maravillas de Jesús, pero al ver que no se interesan o se burlan de ti, dejas de hacerlo y nunca más hablas con nadie sobre el reino de Dios. Te conviertes en un cristiano pasivo.

Jesús relato la siguiente parábola; Marcos 4:1-20 un sembrador salió a sembrar y al sembrar aconteció que una parte cayó junto al camino, otra parte cayó en pedregales, otra parte cayó entre espinos, otra parte cayó en buena tierra. Jesús explicó diciendo: 
1.- Estos son los de junto al camino, en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. 
2.- La semilla que cayó en pedregales, son los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo, pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa  de la palabra, luego tropiezan. 
3.- La sembrada entre espinos, son los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 
4.- Por ultimo los que fueron sembrados en buena tierra, son los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto. 


Veamos de forma más clara: 
Sembrador = Cristiano dispuesto a difundir la palabra de Dios.
Semilla = La palabra de Dios, Lucas 8:11 Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.
El Terreno donde cayó la semilla = son todas aquellas personas con las que ha compartido la palabra de Dios y han reaccionado de alguna de las cuatro formas descritas en la parábola.
Quiere decir que de cada 4 personas a las que usted les habla del reino de Dios, entre las probabilidades solo 1 va a recibir y dar buenos frutos, y es por ello que debemos esforzarnos y seguir llevando la palabra de Dios a todos. Jesús también dijo: Marcos 4:21 ¿Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero? 

Todos los cristianos llevamos la luz de Jesús no para esconderla sino para compartirla y así guiar a la luz a los que están en tinieblas.

Dinamica ;La pelota Caliente

pelota caliente

Hoy les traigo unos Juegos y dinamicas para jovenes cristianos, este lleva por nombre "LA PELOTA CALIENTE"

DEFINICIÓN 
Consiste en presentarse indicando, además del nombre, unos datos básicos por medio de una pelota que se va lanzando entre las/los participantes del grupo.
OBJETIVOS 
Aprender los nombres. Iniciar un pequeño conocimiento del grupo.
PARTICIPANTES 
Grupo, clase, ... a partir de 8 años.
MATERIAL
Una pelota u otro objeto para lanzar.
CONSIGNAS DE PARTIDA 
Debe hacerse lo más rápido posible. La pelota está muy caliente y quema.
DESARROLLO 
En círculo, sentados o de pie. El animador/a explica que la persona que reciba la pelota tiene que darse a conocer, diciendo:
El nombre con el que le gusta que la llamen.
su lugar de procedencia.
algunos gustos.
algunos deseos.
Todo eso hay que hacerlo rápido para no quemarse. Inmediatamente terminada la presentación se lanza la pelota a otra persona que continúa el juego.

SEXO TRISTE



sexo triste

Cuando una persona desconoce la Biblia, por lo general cree que el sexo produce infelicidad y tristeza.  Yo lo llamo “sexo triste.”  Todo el mundo parece saber acerca del aspecto físico del sexo, el aspecto en que se pone todo el énfasis.  Sin embargo, ese conocimiento no es equilibrado porque no saben dar sino sólo recibir.

En 1944 una monja hizo un estudio sobre el tipo de lectura común entre los adolescentes.  Hace algunos años la misma monja realizó nuevas investigaciones. Descubrió que “en 1944 los adolescentes eran chicos que estaban creciendo. Pero hoy los adolescentes son adultos jóvenes.  Ya no son niños.”

Es muy cierto.  Los jóvenes de la década del `80 no son como los adolescentes de generaciones pasadas. El impacto de los medios masivos y del violento cambio en las actitudes morales, dan como resultado adolescentes que crecen en forma apresurada y quieren satisfacer sus apetitos y deseos, pero por falta de madurez no los pueden controlar.

Hace varios años el gobierno de México expulsó a toda una compañía  teatral extranjera, cancelando de esa manera una obra teatral inmoral titulada HAIR, donde todos los actores actuaban completamente desnudos hombres y mujeres juntos.

Lamentablemente la actitud de ese gobierno no es modelo ni ejemplo para nadie hoy día. En la ciudad de Buenos Aires, la obra de teatro LA LECCION DE ANATOMIA permaneció en cartel por largos años. Allí también hombres y mujeres se desnudaban todos sobre el escenario, como si fuese lo más natural del mundo.  Lo que me asombra es que pseudo eruditos y entendidos alababan esta obra teatral, ensalzando la trasparencia de todos los actores y la lección moral.

Vivimos en una cultura obsesionada con el sexo.  El sexo se ha convertido en un dios.  Por supuesto que el interés existió desde Adán y Eva; es innegable.  Pero ese interés mundial hoy se está explotando para mal de la sociedad.

Las compañías publicitarias aprovechan este interés para atraer a la gente con sus productos.  Hoy se usa el sexo para vender automóviles,  para vender bebidas con y sin alcohol, ropa, trajes de baño, perfumes exóticos y hasta para vender un tubo de crema dental.  Como consecuencia, tenemos una idea equivocada y torcida del significado y valor del sexo, como así también de los efectos que puede tener en nuestra vida.

Hoy es fácil tener acceso a revistas o libros sucios y baratos.  La literatura corrupta está al alcance de la mano.  Muchas publicaciones femeninas están llenas de material provocativo y sugerente.  Lo mismo sucede con los programas de televisión.  Hasta las revistas informativas están inundadas de corrupción.

A través de los años y cada vez con más frecuencia, tenemos entrevistas con hombres y mujeres, muchachos y chicas con tremendos problemas en su vida personal, terribles problemas relacionados con el sexo, problemas causados por desconocimiento del cristianismo en el área sexual.

El sexo es una fuerza tremenda.  Se ha usado para levantar y destruir naciones, para construir precisos hogares y también para destruir centenares y millares de vidas—según el uso que se le dé a esta estupenda energía sexual.

A pesar del elevado nivel cultural que hemos alcanzado en este siglo XX, la nuestra es una generación decadente.  Hay varios aspectos en que esto se evidencia.

Autor: Luis Palau.